La entrevista completa: palabra por palabra

kungRey:

– Fue bien a corto plazo. Ustedes están siempre en la parrilla de salida. Es parte de la profesión de alguna manera. Siempre están Uds. esperando para hacer algo interesante.

Tomas Bengtsson/TT: Me gustaría empezar sobre este libro: ‘El monarca a su pesar’ y hacer una pregunta directa. Aparecen allí informaciones de que el rey durante los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 habría estado en una institución llamada Club Gold.

– He oído hablar de eso y no es cierto. No, durante los Juegos Olímpicos.

HH: Usted dice que “probablemente no”.

No, eso no es cierto.

TT: ¿Tiene usted alguna idea de por qué hay tantos testigos que afirman que el rey ha estado allí.

– Ni idea, no puedo responder. Ni idea. Son en tal caso miles de personas que van allí. No lo sé.

TT: Ud. no tiene ni idea?

– No.

TT: Hay otro club que ha resaltado en la presentación de las informaciones llamado Karat club en Bratislava.

No tengo idea. Hay muchos clubes aquí, pero ese en realidad no lo conozco, por desgracia.

TT: El rey no ha estado allí tampoco?

No.

TT: ¿Tiene usted alguna idea… una vez más, voy a dar la paliza sobre algunas cuestiones… por qué hay tantos testigos que dicen que el rey ha estado allí?

– Lamentablemente, es decir, son muchas personas que visitan estos clubes, que no siempre son capaces de hacer un seguimiento de quiénes están allí y quiénes no.

TT: En el libro muestran los que escriben fotos del rey y de Lewenhaupt y de Lettsröm y también Philipson a los vigilantes que dicen que reconocen a Uds..

– ¿Me reconocen a mi o a Lettström?

TT: Reconocen a la pandilla (grupo de amigos).

– De hecho yo no he estado allí.

TT: ¿Ha visitado el rey alguna vez algún club de striptease o club de sexo? 

Depende de lo que entendamos por club de striptease o club de sexo. Es un término muy amplio.

TT: Le invitamos a que lo defina.

No, es usted quien hace las preguntas.

TT: Si el rey no puede responder exactamente, ¿ha estado Ud. en algún club que se pueda decir esté en relación con estas definiciones  que yo uso?

– Fue muy inteligente hacer esta pregunta de esta manera …. No, no lo puedo decir.

TT: Pero el rey dijo que depende de la definición.

– Eres tú el que presenta las preguntas y eres tú el que define. Y es una cosa de definición. Yo, cómo diremos. En París… Folies Bergere… qué es eso, un club elegante. ¿No? Tú quizás no hayas estado allí? Es una pena. Es un club muy agradable. O club. Qué se dice…  un show.

TT: ¿Ha estado el rey en algún club donde hay mujeres desnudas o mujeres muy ligeras de ropa?

No, no puedo. Es también una cosa de definición. Hay algunos restaurantes donde algunos de los camareros, camareras, están por así decirlo, más o menos, cómo se dice, vestidos. No están desnudas. Por supuesto que no, pero es un cosa de definición. 

TT: ¿Qué quiere decir el rey con ropa ligera?

– Bueno, ¿qué quieres decir tú mismo?. Ropa ligera, es cuando como quizás las ‘madammes de cerveza alemanas’, van muy ligeras de ropa, diría yo.

TT: Oktoberfest?

– Las hay en la Oktoberfest, sí, sí.

mille-

TT: ¿Ha visitado el rey lo que se llaman clubes negros?

– Una vez más, qué es un club negro?

TT: Un club donde se sirve alcohol o se llevan a cabo actividades que no son compatibles con la legislación del Reino de Suecia (Svea rikes lag).

No, nunca en mi vida.

TT: Ha estado el rey durante noches de fiesta con los amigos en entornos donde graves criminales también estaban?

– Es también muy difícil de responder. Yo visito muchas fiestas/eventos. Si hay algún (criminal) que está en la compañía, no puedo responder. Espero que no haya tales elementos en tales circunstancias o dichos círculos. Donde la gente tiene sus antecedentes, no puedo responder, es imposible.

TT: En el libro hay una lista de fiestas con los amigos del rey que se describen allí, con las llamadas ‘chicas de café’ presentes. Ha participado el rey en algunas de esas?

No puedo afirmar que lo he hecho tampoco, bien. No… Ha… No, que esté por ellos en ese caso.

TT: ¿No reconoce el rey algunos de los datos, ha leído el rey…?

– Lo que he leído y no leído, ha habido una montón interminable de escritos en los periódicos, empiezan a correr juntos, lo siento, pero empieza a ser difícil hacer un seguimiento de todas las vueltas. Es lo único que puedo decir. Claro que he tomado nota del libro, por supuesto.

TT: No hay nada allí en lo delicado, que usted reconozca?

kungen (1)

No, no. Se ha convertido en un concepto con chicas de café y lo que eso significa. Yo tampoco lo sé. Pero es algo que ha divertido a la prensa a experimentar en su entorno, ¿verdad? Y (yo) no puedo responder más que así.

TT: Deberían ser chavalas que vienen después del café para entretener o ser sociables.

– Si se está en algún lugar en un restaurante donde vienen diferentes compañías (grupos de gente) y de dónde vienen y cuáles son sus antecedentes, no tengo ni idea. Y yo no tengo nada que ver con eso.

TT: No es así que el rey ha sabido por algún tipo de acuerdo, donde hay un patrón en el que las chavalas después del café – las llamamos así – sabe Ud. cómo estas fiestas se organizarían?

– Uno nunca puede saber exactamente cómo. Hay anfitriones. Y lo que quieran hacer y lo que ofrecen, no tengo yo nada que ver con eso.

TT: ¿Se le ha ocurrido alguna vez al rey que ha habido un montón de chavalas que Ud haya pensado en qué hacen aquí?

No puedo responder a eso tampoco. No me puedo meter sobre si hay más o menos chavalas en un restaurante, no tengo nada que ver con eso.

TT: Además de restaurantes – en sociedades cerradas,  ha ocurrido algo así?

– Si se va a una fiesta privada o fiesta de cumpleaños la gente está invitada, y quiénes vienen, es cosa del anfitrión.

TT: ¿Así que usted no reconoce el patrón que se describe en el libro?

No puedo tener una opinión al respecto. Corresponde a ser anfitrión el invitar a amigos con los que se sientan cómodos.

TT: Se ha hablado mucho acerca de estas fotos, que, entre otros el canal de TV TV4 informó , de que habría fotos incriminatorias en algún contexto que Markovic mantiene?

– ¿Quién es Markovic?

TT: Markovic, el criminal.

– Sí, sí, lo sé.

 

TT: Según el rey, puede haber fotos comprometedoras del rey en estos contextos?

No, en realidad no pueden existir. Y luego es difícil hacer un comentario sobre algo que no se ha visto y que nadie más ha visto tampoco.

TT: ¿Tiene usted alguna idea de por qué razón en tal caso su amigo Anders Lettström ha tratado de saber por vía de criminales graves qué tipo de material tiene Markovic?

No, como he dicho antes, no he hablado con él en un tiempo cercano. Él tiene lo suyo. Yo no lo controlo – y puede referirse a sí mismo. Es solo triste, que haya tenido mal juicio y haya estado en contacto con grupo equivocado de, bueno, vamos a llamarlos algunos grupos delictivos.

TT: Ud. no tiene ninguna información adicional sobre cómo este contacto ha llegado ha producirse?

No, no, no, no lo es, no tengo ni idea. Puede estar totalmente para él mismo de hecho.

TT: Ud. no tiene ni idea de lo que estas imágenes que supuestamente deberán existir, en qué consisten?

– He oído hablar, he oído y visto en la televisión, lo he hecho. He tomado nota de ello y lo que el reportero, de dónde era, TV4, que estaba allí y trató de analizar a su manera estas imágenes, y por la descripción que él dijo es algo que no reconozco y nunca he estado cerca de.

TT: ¿Dónde no ha estado Ud. cerca de?

– Yo no tengo que ver con eso simplemente.

TT: ¿Qué no tiene el rey que ver con?

– Estas fotos?

TT: Cuando Ud. el otoño pasado en una conferencia de prensa en relación con la caza, habló de pasar la página y seguir adelante. A mí me gustaría pedirle que difiniera lo que decía en la página que Ud. dio la vuelta? ¨

– Bueno, mira lo que pasó allí entonces. Tengo que pensar, hace un largo tiempo. Fue justo antes. El libro no podría haber salido entonces, yo no lo creo. Debería haber estado fuera, yo no había leído nada, sólo había leído los periódicos y con la escasa información que tenía desde pude yo sólo constatar de que esto es absolutamente, sí, no hay mucho a lo que añadir grano por así decirlo. Yo hablo con mi familia y opinamos que seguimos adelante, conté sobre lo que estaba en los periódicos y para seguir adelante simplemente.

 

HH: Pero si el rey quiere definir, qué era lo que el rey quería dar vuelta la página?

– Sí, sí. No, pero lo que ponía en los periódicos, yo tomé distancia de lo que ponía en los periódicos.

TT: No hay en ninguna parte aquí en lo que salió en el libro, informaciones sobre clubes de sexo, clubes de striptease y chavalas de café, o amantes para el caso, ¿hay algo en eso que Ud. se sienta identificado?

No tengo absolutamente ningún comentario a eso. Ya está resuelto, se ha escrito bastante sobre esto opino yo.

TT: No quiere comentar sobre si hay algo de cierto?

No, ya no lo comento más.

TT: El rey es jefe de Estado, también presidente del departamento de exteriores, donde Ud se entera de información confidencial sobre los planes de Suecia para actuar. Comprende el rey los temores de que se ha expuesto a una situación de posible chantaje?

No entiendo qué situación, para empezar.

TT: No lo entiende?

No, yo no lo entiendo. No hay ninguna situación.

TT: No hay nada en estas informaciones en los libros que coincidan y que posiblemente le hayan podido exponer en una situación de chantaje?

No, en realidad no existe.

TT: Nada en absoluto?

No.

TT: Ud. no ha sentido alguna vez que usted ha estado presente en ambientes donde es menos apropiado permanecer en su papel como jefe de Estado y presidente del departamento de exteriores?

– Como he dicho antes, no se sabe en qué ambientes va uno a parar a veces. Pienso entonces que uno es invitado por un anfitrión que te lleva a diferentes lugares y así sucesivamente. Y que habría algunos lugares raros y extraños que Uds. están tratando de indicar, no tengo absolutamente ningún sentimiento. No hay nada en esto.

TT: No hay nada en las relaciones con Lewenhaupt, Lettström y Philipson, que usted sepa que, en algún momento, era un poco sensible o innecesarios?

No. No, realmente no puedo afirmar eso. (Pausa) No.

TT: Esta relación con Lewenhaupt, Lettström y Philipson. ¿Cómo podría el rey definirla?

– Sí, la relación ahora mismo no es tan evidente, si se expresa uno suavemente.

TT: Pero antes, como se describe en el libro?

– Sí, nos conocemos desde la edad escolar. Por supuesto, que nos hemos relacionado durante mucho tiempo. Philipson llegó un poco más tarde, pero los otros los he conocido durante mucho tiempo.

TT: ¿Hay algún patrón en lo que Uds. hacen cuando se relacionan?

– Patrón? Patrón y patrón. Se relaciona uno como los amigos suelen hacer juntos, no?. Hemos crecido juntos y después cambia el patrón cuanto más uno envejece.

TT: ¿Hay algo que Ud. lamenta en la relación con amigos, si se retrocede en el tiempo?

– No se puede arrepentir uno de nada que tenga que ver con amigos. Lo que fue revelado ahora, no ha sido bueno. Lo de Lettström, qué se dice, él se ha puesto en contacto con tales personas que no son adecuadas. Es algo que uno se lamenta que lo haya hecho hay que decir, no es bueno. Pero por otra parte, no tengo absolutamente ningún escrúpulo sobre otras cosas.

TT: Usted habla de algo que no es bueno y apunta a Anders Lettström. ¿Hay algo de lo que Ud mismo se arrepiente?

– Yo tengo 65 años ahora, es una pregunta bastante difícil. No puedo tener una opinión sobre eso. A través de los años… 65 años.

TT: En la relación con los amigos, hay algo ahí que usted…?

No, yo no lo creo.

TT: ¿Han afectado de alguna manera estos hechos en la opinión del rey sobre cuándo un cambio en el trono a la princesa vaya a ocurrir?

– Me parece que es difícil de entender, esa pregunta. No es relevante.

TT: No relevante?

– Mmm.

TT: Uno podría imaginar que el rey piensa que esto es un poco ‘trabajoso’, y que en ese caso podría ser que usted esté pensando…?

– Son Uds. los que hacen que sea agobiante. Pero no existe. Es como por tradición y práctica que no va de esa manera.

TT: En el parlamento ha habido demandas de una comisión de la verdad para investigar lo que ha sucedido. ¿Qué piensa usted sobre eso?

– Sí, hasta donde yo entiendo, nunca ha habido ninguna comisión de la verdad anterior, así que para mí se trata más bien de una pregunta hipotética.

TT: Si ahora por primera llegara una comisión de la verdad, el rey estaría dispuesto a participar en una investigación así?

– Es una pregunta hipotética para responder. No puede ser. No es actual.

TT: Una pregunta. Anders Lettström otra vez. ¿Conocía el rey los contactos de Anders Lettströms con criminales?

– No.

TT: ¿Nada?

– No. Ha salido a la luz ahora después, fue hace unas semanas cuando salió en la radio y la cinta simplemente, dónde se le ha gravado a él, allí pudimos enterarnos de cosas que. . . no tengo idea.

TT: ¿Cuando tuvo el rey  el último contacto con Anders Lettström?

– Cuando fue, ayuda. Fue hace dos semanas, hace tres semanas, dos o tres semanas algo por el estilo. No recuerdo exactamente.

TT: En qué forma tuvieron contacto entonces?

– Sí, fue en relación con esta escuela…  carrera de remo entre las viejas escuelas de internado. Él tiene un hijo en una escuela y yo tengo otro amigo del que soy padrino de una hija y un poco así. Así que éramos padrinos y padres, pensamos que era muy divertido que hayan puesto en marcha este gran campeonato entre las escuelas. Fue una perfectamente normal, agradable compañía. Pero eso fue mucho antes de que supiese acerca de esto. Si lo hubiese sabido no habría estado con él, es bastante obvio.

TT: Uds. se relacionan cara a cara por así decirlo?

-Si, se suele hacer así cuando se tienen amigos y conocidos. No se va de espaldas el uno contra el otro. Fue mucho antes de esto fuese conocido y antes de que yo me enterara acerca de esto.

TT: ¿Sabía el rey de antemano que Anders Lettström iba a enviar un correo electrónico a la TT en el que asumía la culpa de esto?

– No, ni idea.

TT: Entonces usted tampoco ha influido en él para escribir un correo electrónico.

No, de hecho él ha escrito en su declaración de que asume la culpa de todo esto. Por propia iniciativa y por desgracia tras propia cabeza. Y esta vez cliqueó la cabeza.

TT: ¿Lo considera todavía como un amigo?

– Por supuesto, después de esta situación hay que reevaluar nuestra amistad.

TT: ¿De qué manera?

– Como yo he dicho antes, he tomado una considerable distancia de sus acciones y de ahí también de nuestra relación.

TT: ¿Hay alguna forma de que ustedes se acercaran el uno al otro?

– Tal vez de cara a la muerte en algún momento, tal vez.

TT: Sus sentimientos por Lewenhaupt y Philipson?

– Sentimientos?

TT: ¿Cómo siente Ud. por ellos? Son todavía amigos?

– Nosotros no nos encontramos tan a menudo. No los he visto en mucho tiempo. El invierno pasado, tal vez.

HH: Esa relación, ha cambiado de alguna manera por la información que ha salido en los libros?

– ¿Qué informaciones entonces?

TT: Las informaciones que hemos hablado antes. Se ha informado de que debería haber habido chavalas de café y visitas a diversos clubes?

– En tal caso les tendré que preguntar a ellos sobre estas situaciones. Yo no las conozco.

TT: No hay nada que ustedes hayan tratado en común?

No. Yo no me he reunido con ellos desde, no sé, tal vez este invierno, en el otoño alguna vez.

TT: ¿Se ha reunido Ud con ellos después de que el libro…?

No. No.

HH: ¿Y no hablado por teléfono?

– No.

TT: ¿Cómo es así? Ustedes son aún así amigos bastante cercanos?

– Pero tan cerca. . . Yo no llamo y hablo tanto por teléfono si voy a ser honesto. Mis amigos pueden pensar que soy un mal amigo que no llama todo el tiempo. Ellos se reúnen con más frecuencia que yo. Por desgracia, por desgracia. Tengo muchas otras cosas que hacer. No tengo tiempo de chatear en todo momento, por cierto.

TT: ¿Por qué elige el rey hablar con los medios de comunicación ahora?

– Si, porque Bertil Ternert (jefe de información de la Corte) ha hablado con los medios de comunicación anteriormente una vez. Y luego he respondido yo a una pregunta sobre la carta de Lettström con un texto. Sí, no estoy aquí por decirlo así  y me entero de lo que está pasando. He entendido que hay un interés enorme en estos temas y entonces quiero de esta manera aclarar algunos hechos.

TT: ¿Cómo ha experimentado estos viajes en los medios de comunicación después de que los libros se publicaran?

– Está claro que es pesado. Es pesado. Por supuesto. El resto de la familia ha tomado esto muy duro también. Juntos saldremos cabalgando de esto probablemente también.

TT: ¿De qué manera se manifiesta que es pesado? ¿Se siente triste para ir a trabajar?

– Yo he tenido un buen humor todo el tiempo, tengo que decir. Pero no es divertido ser colgado… qué se dice… sí, me han colgado de varias maneras. Está claro que daña, por supuesto mi confianza, e incluso la confianza de la monarquía y también de Suecia. Eso lo lamento realmente. Pero es algo que conseguiré y voy a trabajar el doble de duro en el futuro.

TT: Usted estaba en eso de que no ha sido muy divertido para la familia. ¿Podría comentar algo sobre cómo se ha expresado?

– No, no se puede. No se puede responder a eso.

TT: ¿Ha hablado sobre las informaciones dentro de la familia?

– Está claro que no pasa desapercibido.

TT: Si Ud. se fija en los medios de comunicación. ¿Cómo opina que los medios suecos han manejado la cobertura de esta información en los libros?

– ¿Cómo? No voy a sentarme aquí y revisar la forma en que manejan sus datos. Sería bastante extraño.

TT: ¿Hay algo ahora que le gustaría transmitir, decir al pueblo sueco?

– Ha habido una amplia gama de cuestiones aquí y la cuestón que ha habido con afiliación… yo no he tenido absolutamente ninguna participación o conocimiento sobre las actividades de Anders Lettström, eso es todo lo que puedo decir. Está completamente fuera de mi conocimiento.

TT: No hay tampoco afiliación a las damas con poca ropa o chavalas de café?

No voy a hacer más comentarios. Ya está comentado bastante antes.

TT: ¿Cuando opina el rey que el rey comentó al respecto?

– Sí, lo hice el pasado otoño.

TT: ¿Qué dijo Ud. entonces?

– ¡Oh, no sé muy pronto lo que se lee en los periódicos y lo que es verdad. Esto se repite adelante y atrás tanto que he comenzado a perder la noción de lo que es verdadero y lo falso.

TT: ¿Ud. opina que definitivamente no ha actuado de manera inapropiada en ningún momento en relación con estas informaciones que han salido a la luz.

Mmm, no, no puedo decirlo. No.

TT: Hay aún así una gran cantidad de testigos. ¿Cómo puede todo esto haber sido mal entendido?
– Sí, yo también me pregunto. Es una pregunta muy buena. [
aftonbladet.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*