Excremento de llama, base del éxito de la civilización inca

En julio se conmemorarán los 100 años del “descubrimiento” (por parte del explorador estadounidense Hiram Bingham) del famoso sitio inca de Machu Picchu, en los Andes peruanos, con un elegante evento.

llama-Machu-PicchuPero los orígenes de la ciudadela inca están, probablemente, cubiertos de menos glamour del que imaginarían los invitados a esa fiesta.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista arqueológica Antiquity, el excremento de llama fue la base sobre la que se desarrolló la sociedad inca.

Su autor, Alex Chepstow-Lusty, explicó que los incas se establecieron hace unos 2.700 años en la zona de Cuzco, donde está ubicada Machu Picchu, al dejar de ser cazadores recolectores y convertirse en agricultores.

Chepstow-Lusty, del Instituto Francés de Estudios Andinos en Lima, Perú, dijo que el desarrollo de la agricultura y el cultivo de maíz fue clave para el desarrollo de esa sociedad.

Las llamas eran ampliamente utilizadas para el transporte de bienes y como fuente de alimento y lana.

“Los cereales crean civilizaciones”, agregó.

El científico pasó años analizando depósitos orgánicos en el barro del lecho de un pequeño lago, “más bien una charca”, llamada Marcaccocha y ubicada en el camino que une la parte baja de la jungla con Machu Picchu, en la montaña.

Junto a su equipo detectó una correlación entre la primera aparición de polen de maíz en el año 700 a.c. -que demostró que el cereal se podía cultivar a grandes alturas- y un incremento en el número de ácaros que se alimentaban de excremento animal.

Su conclusión fue que la “migración” masiva hacia la agricultura sólo fue posible gracias a un ingrediente fundamental: fertilizante orgánico; y mucho. En otras palabras, inmensas cantidades de excrementos de llama. […] [Caroline Anning/bbc.co.uk]

exc

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*