El rey habla sobre el asunto Lettström

kungen-2Según el rey, puede haber fotos incriminatorias del rey en estos contextos?

– No, no pueden realmente existir. Y luego es difícil hacer un comentario sobre algo que no se ha visto y que nadie más ha visto tampoco.

El Rey no tiene idea de por qué su amigo Anders Lettström ha tratado de saber por vía de contacto con criminales qué material Markovic tiene?

– No, como he dicho antes, no he hablado con él en un tiempo cercano. Él tiene lo suyo. Yo no dirijo sobre él – y puede referirse a sí mismo. Es solo triste que él haya tenido mal juicio y haya estado en contacto con el grupo equivocado de, bueno, vamos a llamarlos algunos grupos criminales.

El rey dice no haber estado en los clubes Gold Club en Atlanta en 1996 o en el Carat Club en Bratislava el 2008, sobre lo que hay datos en el libro: El monarca a su pesar. El rey tampoco sabe por qué tantos testigos hablan de las visitas.

– Lamentablemente, es decir, son muchas personas que visitan esos clubes,  y que no siempre tienen posibilidad de hacer un seguimiento de quiénes están allí y quiénes no están allí.

El Rey es, además de jefe de Estado, también presidente del departamento de exteriores, donde recibe información confidencial. El rey no comprende sobre el temor de que él se haya puesto en una situación de posible chantaje.

– No, no lo entiendo. No hay ninguna situación.

No hay nada en estas informaciones en los libros que sean ciertas (que coincidan con la realidad) y que posiblemente le hayan puesto en una situación de chantaje?

– No, en realidad no la hay.

Ud. no ha sentido alguna vez que estaba en ambientes donde es menos apropiado de permanecer en su papel como jefe de Estado y presidente del departamento de exteriores?

– No sé sabe en qué ambientes uno va a parar a veces. Pienso entonces en que se es invitado por un anfitrión que te lleva a diferentes lugares y así sucesivamente. Y que serían algunos lugares raros y extraños que vosotros intentáis indicar, no tengo absolutamente ningún sentido. No hay nada en esto.

El rey también dice que no hay nada en sus relaciones con los demás amigos que se mencionan en el libro que él haya sentido que haya sido un poco sensible o innecesario.

– No. No, realmente no puedo afrimarlo. . . No.

 

 

¿Sabía el rey de los contactos de Anders Lettström con criminales?

– No.

¿Nada?

– No. Ha salido ahora después, fue hace unas semanas cuando salió en la radio y la cinta simplemente, donde le habían grabado.

El rey dice que tuvo contacto con Lettström una hace dos o tres semanas, y entonces pasó un tiempo con él. Sin embargo, esto fue antes de que Lettström enviara el correo electrónico a los medios de comunicación en el que él mismo asumía la culpa de los contactos con los delincuentes.

¿Sabía el rey de antemano que Anders Lettström iba a enviar un correo electrónico a la TT en el que asumía la culpa de esto?

– No, ni idea.

Entonces no le ha influenciado a él a escribir un correo electrónico.

– No, en realidad él ha escrito en su declaración de que asume todo esto. Por propia iniciativa, y por desgracia, detrás de propia cabeza. Y esa vez la cabeza hizo clic.

¿Lo considera todavía como un amigo?

– Por supuesto, después de esta situación hay que reevaluar nuestra amistad.

¿De qué manera?

– Como he dicho antes, he tomado una distancia total de su actuación y con ello nuestra amistad.

¿Hay alguna forma de que ustedes se acercaran el uno al otro?

– Tal vez de cara a la muerte en algún momento, tal vez.

Según el rey los recientes acontecimientos no han afectado su opinión sobre cuando un cambio en el trono a la princesa vaya a suceder.

– No hay. Es como por tradición y práctica que no va la cosa de esa manera.  [expressen.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*