El hombre que se infló como un globo

“Me inflaba como si fuera un balón de fútbol”, señaló McCormack.

Un conductor de camiones de Nueva Zelanda logró sobrevivir, tras inflarse como un globo luego de un accidente con una manguera de aire comprimido.

Steven McCommack rompió la manguera al caerse en el área que está entre el compartimento del conductor y el remolque.

La boquilla de la manguera le rasgó el trasero y comenzó a inyectar aire al interior de su cuerpo, que se expandió rápidamente como un globo.

Tras escuchar sus gritos, sus colegas cerraron la manguera y lo colocaron de lado, con lo cual salvaron su vida.

Keith Adams, de la BBC, describió el incidente como “un grave accidente, que pudo costarle la vida, y que sin embargo conjura imágenes propias de una caricatura de Tom y Jerry”.

El hecho ocurrió en Opotiki, en la Isla Norte en Nueva Zelanda.

El conductor, que tiene 48 años de edad, permanece hospitalizado en la ciudad más cercana, Whakatane.

Sorpresa de los médicos

McCormack señaló que los doctores se sorprendieron de que su piel no se rasgara, ya que el aire comprimido separó sus músculos de la grasa.

“Sentí como el aire entraba en mi cuerpo y era como si fuera a explotar”.

“Me inflaba como si fuera una bola de futbol…era como si me estuviera dando el síndrome de decompresión, como a los buzos. No podía hacer nada, más que quedarme ahí, inflándome como un balón”, explicó el conductor al periódico local el Whakatane Beacon. […] [bbc.co.uk]

Waioweka River and Opotiki Township

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*