El escándalo decidió las elecciones de antemano

Dominique Strauss-KahnEl otro día se decidieron las elecciones presidenciales francesas – un año antes de lo previsto y sin que ni siquiera una persona votara. Se decidió en una suite de hotel en Nueva York – 3.000 dólares por noche! – y unas horas más tarde en el mundo de los medios, en línea, en la radio, televisión y ‘periódicos de papel’. Dominique Strauss-Kahn (en adelante DSK) no será el presidente de Francia. 

DSK sufrió un gran tapón ya en el 2008, cuando se vio obligado a admitir (más o menos) que obligó a (más o menos) una joven mujer subordinada, Piroska Nagy, a tener sexo. No, no, como director gerente del Fondo Monetario Internacional, FMI, y por lo tanto una especie de ministro de finanzas para todo el mundo, no se debe hacer así. Sin embargo pudo DSK mantener el puesto de trabajo.

El próximo escándalo es menos conocido, pero más revelador. DSK y su esposa, la superhermosa estrella de televisión Anne Sinclair, fueron fotografiados a escondidas cuando entraron, o salieron, de un Porsche Panamera, con motor de 400 caballos y valorado seguramente en más de un millón de coronas suecas. A pesar de que rápidamente se supo que el coche era propiedad de un buen amigo explotó la envidia.

Las fotos de la pareja y el coche se publicaron (lo he comprobado en la red) en periódicos de todos los continentes y la reacción (que me permito engrosar un poco), fue que ‘ese rico diablo (cabrón) presume con su dinero y sus mujeres’. Corrupto, sucio y – insulto grave en algunos sectores – tan condenadamente FRANCÉS!

DSK debería haberse dado cuenta y entender que estaba en problemas – o expuesto a una traidora y peligrosa campaña? – Pero tan inteligente no era. Al parecer no. El bien situado banquero con más de 400.000 dólares de salario anual y viviendas de lujo (compradas por Mme Sinclair) alrededor del mundo, tiró por la borda todas las precauciones y trató de violar a una ‘limpiadora’ de 32 años de edad en el Hotel Sofitel de Nueva York.

sofitelLlámalo ‘soltura de cerebro’, llamálo ‘ataque de calentura’ o llámalo pérdida total de juicio, pero, o bien fue capturado DSK en una alucinante – y ciertamente increíble conspiración – o de lo contrario es él, está bastante claro, disperso, galopantemente loco, intoxicado por el poder y el dinero y la ilusión de su propia grandeza.

En medio de una crisis financiera de primera magnitud persigue el jefe del FMI, uno de los más importantes actores, desnudo y gritando relajación sexual. El pensamiento es terriblemente congelante. Millones de personas, en sobre todo Grecia, Portugal e Irlanda – pero en realidad en todo el mundo – son dependientes de hombres como DSK. Más dramático que así no se puede describir con qué poca sabiduría se rige el mundo…

Es, bien sea dicho, cierto que políticos franceses a menudo se permiten un poco más que otros. Jacques Chirac tuvo ‘asuntos’ con dinero y mujeres. Mitterrand tuvo hijos con tanto su esposa como con su amante (y posiblemente una amante sueca a añadir). París es la ciudad de los rumores y de los romances y la tolerancia de los franceses es tan grande que a veces pasa (se convierte) en admiración directa.

Pero no siempre. El absurdo comportamiento de DSK y el intento de huir a París (por supuesto con Air France, primera clase) está claramente por encima del límite. Él está ahora catalogado como un fracasado – la chavala hizo resistencia! – y por eso un poco ridículo.

O sea que serán probablemente el triste François Holland o la talentosa Martine Aubry los que se presenten como candidatos contra Nicolas Sarkozy, llamado ‘presidente Bling-Bling’, considerado como bastante ridículo, también él, y un buen pedazo después de DSK en las encuestas de opinión…

Sí, hasta que pasó …

Debo añadir que (como ya he indicado) no pocos franceses creen que “el socialista de caviar” DSK es víctima de una conspiración. Simplicidad y jorobas rectas no caracterizan la vida política de este país … [expressen.se]

DSK and the Porsche

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*