Soplan vientos de cambio con fuerza de vendaval sobre el mundo

sandstormA pesar de que ni siquiera hemos llegado a la mitad del verano (‘midsommar’), está claro que el 2011 es un año histórico – un año en que la tierra gira y el mundo es recreado …

OK, no como en 1914 o -39, cuando la guerra mundial estalló en toda su maldad. Tampoco -56 cuando Europa del Este estaba en llamas o -89 cuando cayó el Muro. Y por supuesto: no muchos años pueden competir con -91, entonces Unión Soviética – durante tanto tiempo representante del mal en la tierra – se desplomó y murió. Quiero decir, al pequeño Putin probablemente le gustaría ser como Stalin, pero simplemente no lo conseguirá…

Si pienso en el propio país (Suecia), aparecen las cifras 1632 y 1718 a hurtadillas. Gustav II Adolf murió en Lützen y Karl XII – un poco de bin Laden sobre él! – obtuvo permiso para viajar de los noruegos. Sí, a menos que, bueno, fuera un sueco quien disparó …

Ahora soplan vientos de cambio con fuerza de vendaval en toda Europa y el mundo y está claro que nada será igual más.

Zine al-Abedine Ben Al mubarack

Hace 19 años escribió el estadounidense Francis Fukuyama “The end of history and the last man”/“El Fin de la Historia y el último hombre”. Él se basó en Marx, Hegel y el mucho menos conocido Alexandre Kojève y la tesis era simplemente que la democracia liberal había ganado para siempre. La historia traviesa se había acabado y el mundo avanzaba hacia democracia, compasión y reconciliación.

osama- ANIMADO INTERROGANTE

Así no resultó. No, en absoluto.

Pero agitación revolucionaria si resultó, y porque todo hoy día – gracias a la electrónica y la red por ello! – sucede en todas partes y al mismo tiempo, el mundo entero ha visto cómo Mubarack tuvo que empacar, bin Laden morir y Gadafi, Assad, además de ese en Túnez y algunos otros luchar por sus miserables vidas – principalmente asesinando a tantos de sus compatriotas como sea posible.

Ahora todos estamos más o menos sentados en una butaca de primera fila, mientras que el mundo se revuelve sobre sí mismo.

Por el precio de una licencia de televisión (sí, en Suecia) o unos pocos clics en la computadora, podemos actualizar nuestro conocimiento acerca de lo que dijo Obama, quien habló acerca de dónde estaba Bin Laden y quién decidió que debería ser asesinado, no tomado como prisionero.

Podemos seguir fascinantes especulaciones sobre cómo el presidente de Pakistán, Ali Asif Zardari (una vez conocido como el Sr. cinco por ciento!) interactuó con los estadounidenses (que dan a Pakistán millardos en ayuda). Podemos, sí, nosotros que somos críticos, preguntarnos por qué Assad puede seguir ahí – él quizá resulte peor que su padre – y por qué no envía Estados Unidos un grupo de Navy Seals para capturar (o eliminar) a Gadafi, antes de que destruya aún más el país que tanto había operado como una gran prisión al aire libre.

Gaddafi Bashar_Al-Assad

Con cautela debemos comenzar a preguntarnos cuál será el resultado de todo esto. Mis conjeturas (no serán más que conjeturas) tienen el siguiente aspecto:

  • Gadafi sobrevive y Libia se convertirá en Edad Media aunque con armas modernas.
  • Assad también se salvará pero Siria se volverá más pobre y más sin sentido que nunca.
  • En Moscú y Pekín se dan una palmada en el estómago y eructan.
  • Y en Egipto discuten pobres infelices si el próximo presidente irá a robar algo más o algo menos que Mubarak.
  • Mientras tanto, preparan admiradores de bin Laden¿está realmente muerto? – nuevas atrocidades violentas, Y cuanto más sangrientas mejor.
    ¡Qué puto mundo! – peeero tan emocionante …
      [expressen.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*