El buen rico deja menos herencia

  • García-Atance: “¿Por qué poner en riesgo la riqueza dándola a un ‘hijo de’?”

  • Gates: “Dejar todo mi dinero a los míos sería una irresponsabilidad”

  • La familia pesa más en la cultura española que en la anglosajona

  • La herencia menguará por la esperanza de vida y la dependencia

Los millonarios hacen donaciones masivas por la sociedad… y para que espabilen sus hijos

ataEntre los muy millonarios, dejar su fortuna como herencia ya se ve como una mala idea. Esta mentalidad se extiende influida por la nueva filantropía, por la mayor esperanza de vida, por la crisis y, sobre todo, por el deseo de que los hijos se labren su propio futuro y sepan lo que cuesta conseguir la riqueza. El fenómeno choca con que “los hijos se creían con el derecho de recibir todo lo que sus padres construyeron en vida”, dice María Ángeles Durán, catedrática de Sociología y profesora de Investigación del CSIC. Y lo que van a recibir es “la educación en el esfuerzo y el trabajo. La mejor herencia”, asegura.

El embajador de esta tendencia y de lo que muchos consideran la nueva filantropía es Bill Gates. Junto a su esposa Melinda, lidera la fundación que lleva sus nombres, dedicada a ofrecer oportunidades en salud y educación en sociedades menos favorecidas. El pasado verano, los Gates y Warren Buffet (la segunda y tercera fortunas mundiales, según Forbes) lanzaron la campaña The Giving Pledges (promesas de donación), que pretende que las grandes fortunas se comprometan a donar en vida la mayor parte de su riqueza. Son ya 57 los miembros de este club de filántropos. La propuesta choca con la tradición cultural española, en que buena parte de los ricos lo son por familia y no porque se hicieran a sí mismos. Son pocos los magnates españoles que siguen los pasos de Gates.

El creador de Microsoft es, además, un firme defensor de elevar los impuestos a las herencias. La fiscalidad de las sucesiones es un debate agitado en EE UU que también llega a España, donde varias comunidades la han bajado hasta eliminarla en la práctica. “Hace meses se eliminó el impuesto de sucesión en comunidades como Madrid. Antes, el Gobierno podía recibir un porcentaje del 40%, ahora los herederos se llevan la totalidad”, explica Salvador García-Atance, copresidente de la Fundación Lealtad. “Me gustaría que se recomendara a los herederos donar parte, por ejemplo, un 30%, a un proyecto social”.

“Dejarles todo mi dinero a mis hijos sería una irresponsabilidad”, recalcó Gates. […] [CAROLINA GARCÍA/elpais.com]

One Comment

  1. Muchas gracias por citar mi post!

    De nada hombre, me pareció el contenido muy bueno y por eso colgué el enlace, como complemento al artículo de Carolina García de El País.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*