El aeropuerto fantasma de Huesca

HUESCApyrenair1Aena tiene veinticinco trabajadores en el aeródromo oscense, en el que desde ayer ni aterrizan ni despegan aviones. Costó 40 millones de euros y se inauguró hace cuatro años

El personal de Aena sigue en sus puestos en el aeropuerto de Huesca. Son veinticinco trabajadores, a los que se añaden una docena más de la empresa subcontratada para seguridad y limpieza. Continúan en las distintas dependencias en las que tienen sus puestos, pero ni hay aviones ni pasajeros ni mercancías que administrar. No hay trabajo.

El de Huesca se ha convertido en un aeropuerto fantasma. Se sabía hace semanas, desde que la compañía Pyrenair decidió dejar de operar. Desde ese momento, desde febrero, solo quedaba un vuelo semanal, el que ha venido programando la sociedad Aramón para acercar esquiadores hasta Huesca y, desde allí, a las estaciones que dependen de esta empresa. Pero el último de estos vuelos despegó el pasado fin de semana, el que tenía como destino Londres, para trasladar hasta la capital británica a un grupo de esquiadores procedentes de allí.

Pyrenair dice que en la próxima temporada de invierno volverá a tener vuelos en el aeropuerto de Huesca. Pero mantener un aeropuerto que solo tenga actividad en invierno es complicado. Y, de momento, no hay más operadores. Así que, si las cosas no cambian, lo que se avecina son unos cuantos meses por delante con un aeropuerto sin aviones, pero con una plantilla de trabajadores que sigue en activo. […] [ROBERTO PÉREZ/abc.es]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*