Cada vez más mujeres tienen niños sin hombre

Niños sin hombre

Las madres solteras abundan cada vez más. Pero siguen siendo controvertidas. Tener un hijo a través de inseminación artificial evoca emociones y la cuestión se discute tanto en política como en las películas.

Acabar los estudios en la universidad. Entrar en el mercado de trabajo. Conocer a la persona correcta. Hacer algunos viajes largos juntos. Formar un hogar común. Casarse y tener hijos – preferiblemente antes de cumplir los 35. Así eran los planes originales de Jessica. Pero la vida no es como sabemos ningún gráfico de Excel, cuyas variables se pueden comprobar en su totalidad. A los 35, tenía sin duda un trabajo interesante como desarrolladora de negocios en la industria de viajes, una extensa relación social y fines de semana llenos de obras de teatro, exposiciones, entrenamiento físico y viajes. Ella también había logrado acabar con varias relaciones cortas, pero nada parecía tan grave como para que estuviese dispuesta a seguir adelante y formar una familia.

singelvinjett

– He tenido una vida muy buena como soltera, lo que hace que exija mucho de la pareja con la que vaya a convivir. Yo no necesito un hombre para mi sustento o para tener un ocio divertido. Si yo voy a vivir con un hombre debe ser por la relación amorosa misma. No me puedo imaginar renunciar a mucho de mi antigua vida por un hombre, que quizás quiera quedarse en casa en el sofá y jugar juegos de video cada fin de semana, dice con una sonrisa.

Que ella no hubiese encontrado la persona adecuada, no se sentía realmente como un gran problema. Ella tenía una buena vida y con el tiempo esa ‘pieza’ es probable que se solucionaría por sí misma. Más estresada se sentía por la falta de niños. Por cada año que pasaba y por cada ‘tripa creciente’ que veía entre las amigas, se aceleraba el anhelo de tener niños. 

– Al mismo tiempo que yo no estaba dispuesta a tirarme en una relación semi-torpe, sólo por tener a alguien con quien tener hijos. Entonces no se es feliz a largo plazo.

Unos años antes Jessica había leído un reportaje en un periódico sobre una mujer que había sido concebida con esperma de un donante en una clínica de Copenhague. Entonces elle había dicho un poco en plan de broma: “Si yo todavía estoy soltera a los 35, también iré a Dinamarca”. Por cada año que pasaba sin que ella encontrara a alguien (hombre), se sentía lo de la inseminación menos como una broma, y ​​cada vez más como un posible camino a la maternidad.

sperm

– Después de los 35 años, sólo va cuesta abajo con la fertilidad y tenía varias amigas que habían luchado durante años para poder quedarse embarazadas. Todo lo demás se puede hacer más adelante en la vida, pero tener hijos no se puede aplazar por tiempo indefinido. Entonces puede ser demasiado tarde.

El dar el paso para intentar convertirse en madre a través de un donante de esperma, no fue sin embargo una decisión fácil. Durante años, Jessica le había dado vueltas a las preguntas: ¿Se puede convertirse una en madre de esta manera? ¿Qué significa para el niño crecer sin un padre? ¿Podría ella aclarar toda la gestión para sacar toda la carga práctica sola?

– Yo me crié en una familia nuclear tradicional con casa, perro … sí, hasta un Volvo. Fue una crianza muy buena y una familia así parecía lo obvio incluso para mí. Yo no tenía de ninguna manera el deseo de crear una forma alternativa de familia.

– Al mismo tiempo era el deseo de tener hijos muy fuerte. Lo que más pensaba era sobre si yo era lo suficientemente fuerte como para poder ser capaz de entrenar a este pequeño individuo sola, de modo que él o ella vayan bien en la vida – a pesar de los prejuicios acerca de esta forma particular de familia y las posibles dificultades de ser un hijo de donante.

INS

Como Jessica estaba dispuesta a ser cuestionada como madre soltera voluntaria, se sentía que era importante pensar a través de la decisión cuidadosamente, de forma que ella después se mantuviese firme al cien por ciento – ante el entorno y ante el niño. A fin de no dejarse influir por las opiniones de los demás evitó hablar demasiado sobre sus planes.

Ella visitó sin embargo la asociación Femmis (Asociación de madres voluntarias individuales con inseminación/IVF). Allí conoció a dos mujeres que estaban considerando la posibilidad de ir a Dinamarca y un montón de lindos, y que aparentemente ‘funcionaban bien’, niños de donantes. El encuentro con ellos la hizo decidirse. Ella también lo aclararía. También iría ella a Dinamarca.

– El tener hijos es siempre un acto egoísta y hay relativamente pocos niños que llegan a crecer bajo relaciones perfectas del todo. Pero la mayoría se aclara bastante bien de todos modos. Lo más importante es crear una crianza segura para el niño y eso creo que yo puedo.

– Luego tendré que hacer un esfuerzo para garantizar realmente que haya otros hombres a su alrededor, con los que pueda identificarse. Mi propio padre, el marido de mi madre, el marido de mi hermana y mis amigos varones pueden actuar como modelos masculinos.

Así que en una fría mañana de febrero, se sentó en el autobús nocturno a Copenhague para una inseminación en la Storkkliniken danesa. Antes de eso, un donante apropiado había sido designado. A Jessica le parecía  bastante extraño el sentarse allí con largas listas de donantes y tratar de seleccionar el color apropiado de ojos, altura, peso y ocupación.

STORKK-

– ¿Qué dice eso acerca de una persona? Estoy simplemente tan agradecida de que haya hombres que estén dispuestos a donar. Por suerte, se podía dejar la elección en manos de la clínica y entonces resultó en un economista rubio y de ojos azules de 1,80 metros de altura- muy probablemente una danés de promedio. Y estoy completamente satisfecha con su elección, dice Jessica y sonríe hacia su hijo Theo, que ahora ha llegado a ser de cinco meses y está tumbado y cantalea en sus rodillas.

En varias clínicas danesas hay hoy posibilidad de elegir si se quiere tener un donante anónimo o abierto. Jessica eligió la segunda opción, lo que significa que cuando Theo cumpla 18, puede saber quién es el donante para que pueda comunicarse con él si así lo quiere.

– Creo que la mayoría de las personas en algún momento de la vida sienten curiosidad de su origen y no vi ninguna razón para no dar esa oportunidad a Theo. Si fuese que no estuviese interesado, sólo puede pasar por alto el encontrar la información.

Y después de tres intentos de inseminación Jessica quedó embarazada. Theo nació cuatro semanas antes de tiempo y Jessica estuvo sola durante el parto. Llevó sólo tres horas desde que las contracciones empezaron hasta que Theo estaba fuera y ella no tuvo tiempo de echar de menos a alguien a su lado. Mientras tanto, su madre se había ‘arrojado al tren’ (tomado el tren) nocturno de Skåne. 

– Yo le había dicho a mi familia que podía parir sola, pero que yo realmente quería que ellos estuvieran allí cuando lleguara a casa del hospital. Cuando Theo tenía dos horas de vida estaba mi madre en Estocolmo y se sentía muy agradable el poder compartir la experiencia de una criatura recién nacida con ella, dice Jessica y soborna a Theo – que está empezando a cansarse de esta larga entrevista – con el pecho.

El primer tiempo tuvo Jessica un gran apoyo de su familia. Sus padres y su hermana subían alternativamente desde Skåne, o sea que las tres primeras semanas, tuvo ayuda en el apartamento durante las veinticuatro horas del día. Después se fueron ella y Theo hasta Skåne durante las cuatro semanas alrededor de Navidad.

– Este primer tiempo en realidad ha ido mejor de lo esperado. El gran reto comienzará después del permiso parental, cuando entonces yo como madre soltera trataré de montar un puzzle cada día. Pero eso lo solucionaré entonces, de una manera u otra. [svd.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*