Ocho mariposas más se unen a la lista de especies de Costa Rica

  • Una de ellas es nueva para la ciencia; y las otras siete, para la región

  • Se trata de insectos de diversidad de colores y tamaños

  • Su registro se confirmó luego de diez años de investigaciones

mariposas_nuevasOcho especies de mariposas fueron detectadas por primera vez en la selva tropical de Sarapiquí, en una reserva biológica privada llamada Tirimbina.

La especie Cunizza sp. fue descubierta en la Reserva Biológica Tirimbina por investigadores nacionales. Uno de estos insectos nunca había sido visto en el mundo, por lo que es “un descubrimiento para la ciencia”, confirmó ayer a La Nación el biólogo Bernal Rodríguez Herrera, director académico de Tirimbina. Las otras siete especies de mariposas son nuevos registros de estos insectos para el país.

Diurna y ‘ama’ las flores. La especie descubierta para el mundo pertenece al género Cunizza. Según explicó Rodríguez, se trata de una mariposa diurna que es “amante” de las flores.

La especie destaca a simple vista por una coloración primordialmente amarilla. Además, tiene algunas formas negras sobre sus alas y manchas oscuras en su parte ventral.

Son animales pequeños, y el tamaño entre machos y hembras es muy similar. En los especímenes machos, el largo del ala anterior (la más grande) es de entre 32,53 y 33,33 milímetros, mientras que, en las hembras, es de entre 34,22 a 35,39 milímetros.

Los ejemplares que ayudaron con el hallazgo fueron encontrados en plantas y árboles de una especie de guaba (del género Inga) y el conocido sotacaballo (Luehea divaricata). Ambos se elevan a unos 15 metros de altura. “Son mariposas que no están a la altura de la vista: son difíciles de ver”, dijo Rodríguez, quien reconoció que aún se analizan datos sobre la ecología del insecto.

Nuevas para el país

Entre las especies que se registraron por primera vez en Sarapiqui está la Celmia celmus, que es común en México, sur de Brasil, Paraguay y Argentina. Esta destaca por una coloración plateada. También se detectó la Iaspis andersoni Robbins, especie que se ha visto en México, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Ecuador y Brasil, así como la Chalybs (Chalybs chloris), también conocida en Brasil. Además, los ticos detectaron la especie Janthecla sista. Esta se considera oriunda de Colombia, Perú, Guyanas y Brasil. Mithras-orobia –que se ha registrado en Honduras y el Amazonas– y Thepytus echelta, que se distribuye de México a Amazonas, también se integran desde ahora al inventario tico. Completa la lista la especie Pirascca phoenicura, que ha sido descrita en Nicaragua. […] [Alejandra Vargas M./nacion.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*