Los Jesuitas pagarán más de 166 mdd a menores víctimas de abusos

  • La mayoría de los afectados son indígenas americanos y de Alaska

  • Los hechos sucedieron entre 1940 y 1990

  • Se trata del mayor pago económico realizado por una orden católica

  • La cantidad será embolsada en parte por la orden y en parte por aseguradoras

pederastia2-La orden de los jesuitas ha aceptado pagar más de 166 millones de dólares a las más de 500 víctimas que sufrieron abusos sexuales cuando eran niños en las escuelas católicas de cinco estados del noroeste de Estados Unidos, ha anunciado este sábado el abogado de las víctimas. El dinero será pagado en parte por los jesuitas y en parte por las aseguradoras.

La mayoría de los afectados son indígenas americanos y de Alaska que sufrieron abusos a manos de los sacerdotes de la denominada Provincia de Oregín, que abarca los estados de Oregon, Washington, Alaska, Idaho y Montana.

Los abusos se cometieron entre 1940 y 1990 en escuelas de poblaciones remotas o reservas, donde, según denunciaron, la orden enviaba a los sacerdotes que consideraban problemáticos.

Clarita Vargas, miembro de la tribu Colvill, es una de las víctimas y compareció ante la prensa junto con el abogado Blaine Tamaki para celebrar que “se ha hecho justicia”.

“Es un día de rendición de cuentas”, aseguró Vargas, de 51 años, que junto con sus hermanas sufrió los abusos del jefe de la Misión y Escuela Santa María, cuando tenían apenas siete años. […] [elmundo.es]

 

 

Pues los salesianos de la Universidad Laboral de Sevilla no me han indemnizado a mí ni con un puto duro de los de antes por las marranadas que me hizo el cura “Don Lucas”. Y había allí varios curas de la misma calaña y ocurrieron varios casos de abusos sexuales. Lo ‘denuncié’ a la mañana siguiente en el confesonario al ‘jefe’ de los salesianos entonces en esa Universidad Laboral, conocido como ‘La Vírgen María’, y el tío ni me creyó: “Hijo mío, debes de haberlo soñado” (!), me contestó, al mismo tiempo que en la misma capilla, colegio Miguel de Mañara, en ese mismo momento, el hijo de su madre “Don Lucas” estaba celebrando la misa, como lo hacían a diario.

Un ‘bufete de abogados’ de Sevilla me contestó muchos años después –al preguntarle si se podía denunciar lo acontecido entonces – que como ‘el caso’ tuvo lugar en la década de 1960, había prescrito, o algo así.

A las mazmorras de Gadafi en Trípoli les mandaría yo a todos esos curas salesianos maricones!!!.

 

pederas

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*