Ladrón ‘sueco’ condenado en Dinamarca

Vivieron de agua y copos de maíz durante ‘el golpe’. Los dos hombres entraron en la bóveda del banco donde fueron encerrados. Allí vivieron de copos de maíz y agua mientras que durante un fin de semana saquearon cajas fuertes.

danske-bank

Hoy ha sido sentenciado un sueco (natural de Kosovo) de 27 años de edad, a prisión por el robo. Su error: una bolsa de orina.

Fue el pasado mayo que los cuatro hombres llevaron a cabo su golpe contra el Danske Bank en Copenhague. Dos de ellos entraron por la puerta de entrada de personal a la bóveda del banco antes de que fuera cerrado el fin de semana. Los dos otros compañeros quedaron en el exterior para por medio del teléfono móvil avisarles cuando los vigilantes hacían sus rondas. A pesar de eso la alarma del banco se accionó varias veces, pero sin que los ladrones fuesen descubiertos.

bankr- bankr-1

Durante el fin de semana saquearon las cajas de seguridad de joyas y dinero en efectivo. En total, los dos hombres vaciaron 140 cajas de seguridad. Mientras tanto vivieron de las disposiciones que tenían con ellos, agua y copos de maíz. Sus necesidades las llevaban a cabo en bolsas. El lunes por la mañana salieron de la misma manera que entraron, a través de la entrada de personal. Cuando fueron perseguidos por un vigilante trataron de detenerlo lanzándole una bolsa de orina sobre él. La bolsa de orina se convirtió en la caída del ‘sueco’. El ADN de la orina hizo que la policía pronto determinó sospechas contra un hombre de nacionalidad sueca de 27 años de edad. En septiembre fue detenido en Suiza, y desde allí fue extraditado a Dinamarca.

 bankrånare4 bankrånare2- bankrånare1

Sus tres compañeros nunca fueron encontrados, y el botín tampoco fue hallado 

Hoy ha llegado la condena. Él es condenado a un año y nueve meses de prisión por robo. Según el diario danés Ekstra Bladet, ‘el sueco’ ha admitido que estuvo dentro del banco, pero él niega haber estado involucrado y planeado el golpe. Por las molestias debería haber recibido 22.000 coronas y ser liberado de una deuda de juego. Si no lo hacía afectaría a su familia. El fiscal pidió tres años y seis meses de prisión, pero el juez decidió dar un castigo más leve. Danske Bank y la compañía de seguros ha pagado una indemnización total de 2,7 millones de coronas a los dueños de las cajas fuertes del banco. [aftonbladet.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*