Gracias a los bálticos que Suecia sobrevivió la crisis

balticstates-Mucha gente cree que es gracias a Anders Borg y Fredrik Reinfeldt (ministro de finanzas y primer ministro respectivamente) que Suecia sobrevivió la crisis financiera ilesa. Creo que debemos en su lugar dar las gracias a Andrus Ansip y Valdis Dombrovskis – primeros ministros de Estonia y Letonia respectivamente.

Tal vez lo hayáis olvidado, pero hace dos años esperábamos todos ‘el gran Big Bang’. Nuestros bancos habían prestado 500 millardos de coronas de forma ridícula y desordenada a los países bálticos. Cuando la crisis financiera golpeó afectó a Estonia, Letonia y Lituania de forma ‘dura como la piedra’, las inversiones huyeron y las exportaciones se fueron a pique. El PIB cayó un 15 por ciento. Muchos pensaron que los bálticos dejarían que sus monedas cayeran como piedras para que todo lo que exportaran resultara más barato para comprar. Pero si el dinero de ellos se volviera de tan poco valor, no serían tampoco capaces de pagar los préstamos de vuelta. Nuestros grandes bancos habrían colapsado y habríamos tenido una larga lista de años mierda.

Pero los bálticos no querían venderse de rebajas. Y si no se gana más hay que gastar menos. Así que se llevaron a cabo un brutal programa de ahorro. Los salarios de los empleados públicos se redujeron hasta en un 30 por ciento y un montón de hospitales y escuelas se cerraron. Estonia llevó a cabo un paquete de austeridad de una décima parte de toda la economía.

Golpeó con fuerza contra el pueblo, pero impidió el colapso. Los países bálticos pudieron pagar sus deudas. Tomaron nuestro golpe – y lo hicieron sin rechistar y sin revueltas, lo que muchos de ellos explican con que lo tenían mucho peor durante la ocupación soviética, y han visto cómo se puede crear un futuro mejor aguantando a corto plazo. Ahora crecen las economías de nuevo y los salarios están aumentando.

Los bálticos ni siquiera castigaron a los políticos que les ordenaron la agria medicina – sorprendentemente, los recompensaron. En octubre del año pasado fue Dombrovskis reelegido por los letones, con un fuerte aumento de mayoría. En las elecciones de Estonia la semana pasada crecieron tanto Ansip como su partido socio de coalición.

Qué increíble resiliencia. Cuando otros europeos son ‘pinchados por un clavo en el pie’ o deben ‘adaptar la boca según el saco de comida’ (ahorrar)  tiran fruta podrida y bombas incendiarias a su alrededor. Cuando las cosas van mal para los bálticos no echan la culpa a los demás – ni siquiera cuando está justificado – sino que se ‘arremangan’ y trabajan más duro. Esto nos salvó esta vez, pero con esa mentalidad pronto nos adelantarán, marcad mis palabras.  [Johan Norberg / Historiador y escritor / metro.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*