El mundo ha vuelto su mirada fuera de Libia

Cuando se realiza una masacre la UE se queda muda

gaddafiEl mundo ha vuelto su mirada fuera de Libia, porque al parecer tenemos sólo espacio mental para una tragedia por vez, pero mientras tú lees esto vadea el dictador Gadafi a través de un mar de sangre para recuperar el control. Ciudad tras ciudad que estaban en manos del movimiento democrático han sido bombardeadas y destrozadas por disparos. Francotiradores disparan contra cualquiera que trate de salir de su casa. Las brigadas van de puerta en puerta y arrastran afuera a los que hicieron resistencia, los torturan y los matan. 

Los libios que hace unas semanas por primera vez se atrevieron a desafiar abiertamente a Gadafi presionan ahora desesperadamente en la última fortaleza rebelde Bengasi, mientras los escuadrones de bombarderos del déspota y patrullas asesinas se acercan cada vez más. Ellos saben que al otro lado del Mediterráneo hay capacidad militar para detener a su verdugo. También saben que la voluntad no existe.

Una luchadora de la democracia rompe en lágrimas cuando habla con el New York Times: “No lloro por debilidad. Yo que me quedo aquí hasta el final”, dice ella. “Pero nunca vamos a olvidar a los que nos apoyaron y a los que nos traicionaron.”

Ella habla sobre el mundo exterior – ella habla de nosotros. En la ONU es Gadafi protegido por Rusia y China. Como una especie de ‘broma de pie’ la dictadura ha tenido un lugar destacado en el Consejo de Derechos Humanos. El 2003 Libia asumió la presidencia en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

La UE se ha hecho amiga de Gadafi, le ha vendido armas y lo ha cubierto con dinero para que pudiera impedir que los inmigrantes africanos llegaran a nuestras costas. El gobierno sueco ha tratado de vender el sistema de satélites de vigilancia para él, para poder supervisar a los refugiados desde el espacio. Estados Unidos, que tiene su dedo en el gatillo en el tiempo y fuera de tiempo, vacila de repente ahora cuando la situación es desesperada y la población y los países árabes piden una prohibición de vuelos.

En pocos días, se acabó. Las familias libias que nutrieron la esperanza de ver crecer a sus hijos en libertad no existen más. El tirano manchado de sangre que ha prometido exterminarlos como ratas habrá mostrado a sus colegas cómo se hace para retener el poder.

¿Por qué tiene Europa fuerzas de operaciones militares y qué estamos haciendo en Afganistán si no podemos intervenir en un país vecino? Los líderes de la UE se ponen siempre roncos de hablar sobre derechos humanos cuando no quiere decir nada, pero cuando una masacre es llevada a cabo tan cerca que casi oímos los gritos, entonces se quedan mudos. ¿Cómo pueden verse en el espejo después de eso? ¿Cómo podemos nosotros?. [Johan Norberg / Historiador y escritor / metro.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*