Cinco formas de estafar en las calles de Bogotá

Cada día son más las víctimas de timadores que a través de cuentos o juegos pierden su plata

“¿Dónde quedó la bolita?”. “Aquí”, respondió un joven que entró al juego por curiosidad. Al ver que acertó y que el hombre que mueve las bolas le entregó los primeros 10 mil pesos sin nada a cambio, el joven se entusiasmó y continuó con el juego. En la segunda ronda el joven también volvió a ganarse otros 10 mil pesos porque acertó. En la tercera ganó 20 mil pesos y en la cuarta vez perdió los 40 mil pesos que había ganado.

BOLITA

eldiario.com.co

El joven decidió jugar una quinta vez con la esperanza de recuperar lo perdido y sacó 50 mil pesos de su bolsillo (para ganarse $100.000) y le dijo al señor de la pelota que se jugaba esa plata. No acertó y, por la dinámica del juego, perdió el dinero. En el intento de jugar la sexta vez y recuperar los 50 mil pesos, llegó la policía y “el señor de la pelota cogió su caja y salió corriendo”, dice un joven víctima del engaño.

 

 

Como la historia de él se escuchan muchas a diario en las calles de Bogotá. Además del juego de la bolita está el de los conejos, que consiste en que los jugadores ponen plata en el hoyo donde creen que van a entrar los conejos. El que gana la plata que se juega es el que acierta y si nadie lo hace, el dueño del juego se queda con todo lo entregado por los jugadores. Generalmente las primeras veces gana alguien, pero cuando se ha recogido bastante dinero, da la casualidad de que ninguno acierta y la plata va para el bolsillo del dueño.

 

Venta de objetos

Otra modalidad muy común de estafa en las calles de Bogotá es la de la venta de objetos como perfumes, celulares, chaquetas de cuero, Ipods y demás elementos tecnológicos. Llega el vendedor a donde una persona y le ofrece esos elementos a un muy buen precio con la excusa de que se los acaba de robar o de que necesita dinero urgente y está vendiendo sus objetos más preciados. En ese afán y luego de enredar a la víctima, ésta termina entregando plata por algo que no funciona, es ‘chiviado’ o se daña a las pocas horas. […] [Por XIMENA VELASCO ZULUAGA/eltiempo.com]

Engaños en ‘el juego de la bolita’ – Noticias de Villavicencio y …

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*