Peel P50 – El más grande no va siempre el primero

El coche más pequeño del mundo – Peel P50 – funciona sorprendentemente bien … por lo general.

 

En general pensamos que los americanos son gordos y perezosos. Es un error. Ellos son realmente campeones en comodidad. Si algo se puede hacer más rápido y más fácil – y de buena gana el coche – entonces está claro como el infierno que es la única manera hacerlo. Cajeros automáticos, ‘tiendas de películas’, cafés, todas tendrían “drive in” si sólo se pudiese resolver. Bien por ellos. Despojar un par de horas de trabajo da más horas en el gimnasio o salón de depilación con cera.

Peel_snuten_5

Piensa en esto un rato. Imagínate cuánto tiempo ellos, o todos nosotros, podríamos ahorrar si todo se pudiera hacer desde el coche. Si tú por ejemplo podrías conducir a la tienda, deslizarse a través de la puerta, moverte adelante en los pasillos y recoger un par de rollos de papel higiénico. Tal vez la única razón por la que no hacemos así es porque nuestros vehículos constantemente se hinchan y no caben. Si sólo hubiera algo … menor! Algo como el Peel P50. Sólo mide 137 centímetros de largo, según el Libro Guinness de los Récords, el coche más pequeño del mundo, y se fabricaron sólo 50 ejemplares en 1962 en Peel, en Isle of Man. Y ahora hace regreso, con nuevos propietarios que esperan poner el cochecito en el mapa de nuevo. Quién sabe – tal vez encuentre el camino hasta los EE.UU..

 

 Mini colección de 300 coches

De hecho, existe ya un Peel P50 en EE.UU.. En Madison, Georgia – una vieja ciudad en el Sur con una oficina de correos, un ayuntamiento y un sheriff con acento como dormido. A las afueras de la ciudad hay un museo con el grupo más improbable de coches que se pueden ver en suelo americano. Más de 300 micro-coches, con todo desde Messerschmitt a Isetta – e incluso un par de Smart’s. Es la mayor colección de coches en miniatura en el mundo, ‘arrejuntada’ por Bruce Weiner en los últimos 15 años. La estrella del programa Weiner Show es un Peel rojo claro, uno de los 20 coches originales que todavía existen. Ya que volamos todo el camino hasta Georgia, Bruce nos lo presta para dar una vuelta. Buen chico!

Peel_ratt_3a

Como estar en una caja de cartón

Abro la puerta, me acurruco y me meto con el culo primero, para luego doblar las piernas. En el interior se siente como estar en una caja de cartón. No hay nada que no tenga absolutamente que estar aquí. No hay acabados de superficios elegantes, ningún equipo de música, ninguna calefacción. El volante es normal de tamaño, pero todo lo demás es muy pequeño. Tres pedales cuelgan como cucharillas de té, con cables completamente visibles que van al acelerador, al freno y al embrague. Hay una palanca al lado del volante. Empuja de ti para poner la primera, luego tira de la palanca hacia tí para agregar la segunda y tercera. Pero no hay marcha atrás. Para dar la vuelta, tienes que salir y usar el manillar en el trasero del coche – sólo es levantar y darle la vuelta.

Peel_stop_2a

Como una rata aterrorizada

Para arrancar el coche, tiras de una palanca que enciende el motor de 50cc de dos tiempos. Se pone en marcha tosiendo como una vieja cortadora de césped, tan fuerte que apenas puedes oírte a ti mismo toser de los gases de escape. Se necesita apretar el pedal del acelerador a fondo para poder arrancar y el embrague es difícil de manejar. Yo conduzco hacia la carretera principal, pero dudo en el cruce como una rata aterrorizada, y considero en salir corriendo en un sprint de vida o muerte a través de la carretera. Con sólo cinco caballos disponibles es el Peel horriblemente lento, y su velocidad máxima es de apenas 61 km/h. Si te acuerdas de tu primera vez sobre patines entenderás lo estable que se siente – también hacia adelante. Hay una rueda trasera y dos adelante, pero yo no estoy muy seguro de que las tres apuntan en la misma dirección. Pero la auto-confianza crece con cada curva y después de un tiempo empiezo a creer que no va a volcar. Aunque todo el tiempo se siente como que puede hacerlo.

Peel_handlar_4q

Dejo la carretera por la tienda

Seamos honestos, este no es un buen coche en carreteras generales. Así que, después de cinco minutos en la autopista, me decido a probarlo en el interior. En la tienda de comestibles. Mientras que otros compradores aparcan en rincones alejados en el estacionamiento gigante conduzco yo por la acera, a través de las puertas de apertura automática y directamente al pasillo cuatro (dulces). Cómodo? No será mejor que esto. Jubilados confundidos amenazan con sus bastones y niños gritan cuando ruedo delante de ellos. Cuando alargo el brazo por el agujero de la ventanilla para coger un pastel viene un hombre, podemos llamarlo Larry Cabreado, marchando hacia mí.

Peel_butik_14

– Chaval, has ‘enmerdado’ por aquí. Asegúrate de sacar ‘esa cosa’ de aquí!. Él tiene un punto de razón – el humeante de dos tiempos no es ideal para uso en interiores. El nuevo coche será propulsasdo con electricidad, y se siente como una progresión natural del pequeño Peel.

Nueva función

Nacidos en la posguerra ofrecían los micro-coches transporte fácil y barato para las masas. Ellos no fueron diseñados para la comodidad, sino para darle a la gente la oportunidad de aventurarse en el mundo motorizado a un precio asequible. Pero después de que el planeta a empezado a girar más rápido, han recibido una nueva función completamente nueva: hacer una vida estresante un poco más fácil.

Mini Coches por todo el mundo

Los propietarios de Peel saben esto, por supuesto, pero también son conscientes del valor de marca, y venderán un montón de cosas para celebrar la historia del Peel. En un principio el coche será producido en pequeñas cantidades – hay planes para 50 coches – pero cuando hayan sido vendidos, quién sabe hacia qué dirección se ladra? Se podría pensar en fábricas de todo el mundo que arrojen coches Peel.

Mientras Larry Cabreado mira me meto en la cabina y salgo a la calle otra vez. Tiempo para el almuerzo. Ahora, por supuesto podría fácilmente haber ido a un drive in, pero alli cualquier coche tiene sitio. Así que me decido por una experiencia de comer en el coche literalmente hablando. Como es casi tan grande como una silla, no hay ninguna razón por la que yo no pueda aparcar directamente en la mesa. Y eso es exactamente lo que hago, en el patio de una pizzería, y al mismo tiempo demuestro la versatilidad del coche para la gente de Madison.

– Oh, me encanta tu coche! dicen.

– Oh, ¿qué tienes de consumo ‘en eso’?

– Alrededor de 0,28, respondo.

– ¡Hostias! Pero no se te ocurra llevar eso a la autopista, entonces seguro que mueres, contestan con amplio acento de estados del sur.

Un coche tipo robusto

Morir? Yo? Apenas. En los años sesenta había dos versiones del P50, una con un cuerpo de plástico y una de fibra de vidrio. Lo conducimos más tarde. Se puede sentir como que se conduce alrededor en el país de los gigantes, pero Peel es robusto. Tipo. Por desgracia, la fibra de vidrio se vuelve más débil con los años, y nuestro coche tiene medio siglo de antigüedad.

Peel_lastbil_

Después del almuerzo es hora de devolver la joya de Bruce en las mismas condiciones que cuando salimos esta mañana. Pero después de unos segundos tengo un gran camión en el trasero. Es como una escena de El Duelode Spielberg, cuando un vendedor es perseguido por un conductor de camión loco. El loco choca contra el Plymoth naranja del vendedor una y otra vez hasta que el sedán se ve como una acordeón. Lo único que se interpone entre yo y ser aplastado a muerte son unos pocos milímetros de … sí, podría fácilmente haber sido papel machê. Y justo en ese momento el motor se apaga. Sólo muere. He estado conduciendo a toda velocidad, 61km/tim, por un tiempo y el motor de motocicleta se recalienta en el calor. Y elige justo este momento para agradecer de su parte. […] [aftonbladet.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*