Una rata, un vídeo, un día y 4.000 dólares

Lo primero, el vídeo:

Una rata se pasea por un vagón del metro de Nueva York hasta que encuentra la pierna de un hombre que está dormido en un asiento, asciende por su cuerpo hasta su cara y lo despierta.

Es asqueroso. Y por tanto, hay que verlo.

rataEl vídeo fue grabado a principios de semana en una parada de Brooklyn a las dos de la mañana. Jeff Forde, un joven de 21 años, sesteaba cuando los alaridos de una mujer le despertaron: una rata viajaba tan tranquila con ellos en el metro. Subió la escena el miércoles a YouTube, empezó a difundirse por los medios y hoy viernes, dos días después, ya ha conseguido medio millón de visitas.

A estas alturas de la sociedad del espectáculo ya estamos acostumbrados al éxito instantáneo de un viral. Lo que hace especial al vídeo de la rata ha sido la velocidad con la que ha salido rentable a Forde, que le puso una enorme y molesta marca de agua para que las televisiones que quisieran emitirlo se tuvieran que molestar en contactar con él y pagar por su difusión. El joven ha contado a NYC The Blog que ayer fue un día de locos para él, en el que envió y recibió unos 500 mensajes de YouTube, hizo 3.850 dólares y fue entrevistado por la CBS. Todo por grabar en el metro 27 segundos con una rata trepando por el cuerpo de un hombre.

“Forde subió el vídeo a YouTube el miércoles. NYC The Blog lo destacó en un post a las 7 de la mañana. Ese vídeo es compartido en la mayoría de webs de noticias locales, como Gothamist, Pat’s Papers y The Village Voice, por ejemplo. La CNN contactó con Forde hacia las 11 de la mañana. En horas, cada televisión local, agencia de noticias y la mayoría de los grandes periódicos de Nueva York contactó a Forde. Después de ‘unas 10 peticiones’ del vídeo, concedió licencias a siete empresas de medios. Esto consistía básicamente en pagar a Forde para que les proporcionara una copia sin marca de agua, que la versión del vídeo de Youtube de Forde contenía astutamente. La mayoría de las agencias, informó Ford, pagaron 500 dólares por el uso del vídeo sin marca de agua. ABC pagó 600 y The New York Post pagó 250 por el uso del vídeo con marca de agua y dos fotos”.

La historia de Forde (que ya había conseguido hacer negocio con un vídeo anterior de una pelea en Times Sqare) es interesante porque en la mayoría de los virales grabados por amateurs, sus autores no ganan ni un centavo a pesar de que pueden acabar siendo emitidos en todo el mundo y vistos por millones de personas. […] [Por: Delia Rodríguez/http://blogs.elpais.com/trending-topics]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*