Mujer encerrada en patio de castillo – murió congelada

Quedó atrapada en el Castillo de Kalmar después de un servicio religioso la víspera de Año Nuevo

K SLOTT img_8

Una mujer de 65 años ha muerto después de que accidentalmente se quedara encerrada en el Castillo de Kalmar en la víspera de Año Nuevo.

Fue primero el domingo por la mañana cuando fue descubierta por un conserje.

La temperatura corporal era de 19 grados y su vida no pudo ser salvada.

– Una historia de pesadilla. Esto se trata de máxima mala suerte, dice Reinhold Liljedahl, oficial a cargo de la policía de Kalmar.

La mujer fue reportada como desaparecida al mediodía en la víspera de Año Nuevo y la policía inició la búsqueda. A las 16 horas hubo un servicio religioso en la capilla del castillo y luego las puertas del castillo se cerraron  cuando la última persona que quedaba en el castillo abandonó el lugar a eso de las 17 horas.

La mujer no debió haber asistido a la misa, pero un sacerdote debió de haberla descubierto en una escalera y le dijo que se fuera de allí porque iban a cerrar.

Pero por alguna razón la mujer parece haberse quedado en el lugar y haber escapado a la detección cuando el personal de la iglesia sueca finalmente dio el portazo.

K slottet-vinter

– Independientemente de quién es la última persona en abandonar siguen todos las mismas rutinas antes de cerrar, se mira en el interior y exterior para que nadie se quede, dice Åke Andersson, CEO de Destination Kalmar y máximo  responsable de todas las actividades en el Castillo de Kalmar.

Él dice que ahora van a repasar los procedimientos de nuevo, pero explica que hay formas de salir también para aquellos que han quedado atrapados.

– Hay dos puertas que conducen al exterior que se pueden abrir desde el interior, dice Åke Andersson.

Sin embargo, esta mujer claramente o de alguna manera no lo sabía o no lo consiguió. Debido a que era fin de semana fue descubierta también primero a eso de las ocho y treinta de la mañana del domingo – un poco más de un día y medio después de que quedara varada.

– Fue el portero que iba a entrar para ver si se necesitaba echar arena sobre la nieve quien la encontró. A él le pareció que la mujer sonaba y llamó inmediatamente al servicio de socorro.  Es todo muy trágico, dice Åke Andersson.

Ha hecho varios grados bajo cero en Kalmar durante el fin de semana y la policía dice que su temperatura corporal era de 19 grados cuando la llevaron al hospital de Kalmar. Allåi luego la constataron como muerta.

– Habíamos estado buscando en esta zona, pero este escenario nadie se lo podía imaginar, dice Reinhold Liljedahl. [aftonbladet.se/nyheter/article8358077.ab]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*