La nueva ley antitabaco abre el debate sobre la delación

No es delación; es defender tus derechos

delatorES-1Los españoles no están acostumbrados a la cultura de la denuncia y la reclamación – La ley antitabaco empieza a cambiar esa actitud

Carmen está decidida a poner una denuncia a su empresa si a la vuelta de su baja médica por una bronquitis aguda sus compañeros siguen fumando en la oficina en la que trabaja en Barcelona. Juan interpuso 10 denuncias con la anterior ley de tabaco de 2006 y el pasado día 3 de enero denunció a un centro comercial del sur de Madrid porque se fuma en el aparcamiento. Ambos acusan porque otros cometen infracciones por las que se ven afectados y porque quieren hacer uso de un derecho constitucional.

  • “No quiero tener bronquitis”, dice una mujer que baraja acusar a su empresa
  • “Estás denunciando una infracción, igual que una de tráfico”, explica un afectado
  • Facua ha presentado 614 quejas en las dos semanas en vigor de la norma
  • La ministra de Sanidad invitó a señalar a los infractores
  • Los hosteleros: “No podemos hacer cumplir la ley, pero nos responsabilizan”
  • Algunos bares prefieren pagar la multa que discutir con sus clientes

Los casos de Carmen y Juan son parte de una legión de miles de ciudadanos que han decidido, la mayoría de ellos acudiendo a asociaciones, señalar incumplimientos de la nueva ley antitabaco, que entró en vigor el pasado día 2 de enero y que en apenas dos semanas ha generado una gran polémica social. “El impacto social que ha tenido esta campaña no lo han tenido otros mensajes anteriores [como la ley Sinde o la subida de la luz] que llamaban a defender los derechos de los ciudadanos”, asegura Rubén Sánchez, portavoz de Facua.

La asociación española de defensa de los consumidores ha presentado ya 614 denuncias contra empresas y organismos públicos de las miles que ha recibido por incumplimientos de la ley antitabaco ante 17 comunidades autónomas. Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Málaga son las provincias con más denuncias. De las 614, algo más de 400 son denuncias interpuestas a locales hosteleros, 54 a centros sanitarios y 28 a organismos públicos.

El detonante del impacto social que ha tenido la ley se puede encontrar en la repercusión mediática de una norma que endurece la anterior convirtiendo a España en uno de los países más restrictivos contra el tabaco. No se podrá fumar en restaurantes, bares ni discotecas. Se eliminan los puntos de fumadores en aeropuertos y se prohíbe a las puertas de los hospitales, los parques o los colegios.

La nueva regulación ha generado un debate que alcanza la fibra sensible porque afecta a algo tan serio como la salud y, por ello, despierta posturas encontradas entre quienes creen que la ley es insuficiente y los que piensan que es inconstitucional.

chivato (2)---La polémica se desató tras las declaraciones de la ministra de Sanidad, Leire Pajín, un día después de entrar en vigor la norma, animando a los ciudadanos “a denunciar a quienes incumplan la ley”. Estas palabras han sido interpretadas por muchos como una llamada masiva a la delación sin prejuicios. El Gobierno de Zapatero dijo que veía “lógicas” las acusaciones a los infractores y que la normativa “está siendo criticada de forma exagerada por algunos sectores, porque es razonable, preventiva para proteger la salud y cuenta con un apoyo del 80% de la sociedad en línea de lo legislado en otros países avanzados”. Las declaraciones del alcalde de Valladolid, el médico Francisco Javier León de la Riva (PP), comparando con el nazismo las palabras de Pajín, avivaron la llama de la polémica.

Pero en España no existe aún una cultura de reivindicación ciudadana. Se mete delación, denuncia, envidia y chivatazo, incluso chismorreo, en el mismo saco. Facua opina que los ciudadanos no están acostumbrados a que las organizaciones de consumidores movilicen a los ciudadanos. Pero a raíz de la nueva ley del tabaco se está potenciando que la gente sea más reivindicativa con sus derechos. “En países como los nórdicos, esta reacción sería normal. Para nosotros ha sido una experiencia muy importante porque cambiará el futuro del funcionamiento de nuestra organización en cuanto a cómo movilizar a los consumidores”, afirma Sánchez. También recalca que es importante aclarar que la organización espera que con las denuncias se consiga que de lo que el consumidor se quejó ayer mañana no ocurra. Acción preventiva.

¿Qué empuja a un ciudadano a denunciar una infracción? El primer muro a derribar es que las protestas son anónimas. Tanto las formuladas a través de organizaciones, como Facua o Nofumadores.org, como las que se presentan ante los departamentos de Sanidad de las comunidades autónomas tienen que ir con la identidad de la persona física o jurídica y son en última instancia los Gobiernos autónomos quienes se encargan de verificar la infracción y poner la multa pertinente. Otra cosa es que la mayoría de las protestas vayan canalizadas a través de una organización siendo esta la que da la cara si se abre un proceso sancionador. En el caso de la ley antitabaco, va desde infracciones leves de 30 euros hasta sanciones graves de 600 a 10.000 euros. […]

“Veo complejo el panorama porque me gusta fumar y beber a la vez y ahora no se puede. Salir a tomar una copa se me hace difícil. Entiendo la postura del no fumador, pero se ha dejado al fumador como un apestado. Si se pudiera, me plantearía hacer un club, pero como tienen que ser sin ánimo de lucro tampoco sería negocio”, comenta Roris.

Los hosteleros españoles insisten en que la ley supondrá unas pérdidas del 10% de su facturación y de 70.000 puestos de trabajo. La Asociación Nacional de Empresarios por la Calidad del Ocio inició en paralelo a la llegada de la ley una campaña para concienciar a los hosteleros de su cumplimiento. “La batería de medidas puestas en marcha ya anticipaban que había una serie de problemas que en el sector de la hostelería tenía una muy difícil solución. Nuestras peores previsiones se están cumpliendo, el funcionamiento de los locales de ocio se está complicando extraordinariamente, sobre todo, en el nocturno, donde la prevalencia de fumadores está por encima del 40%. Hay una imposibilidad legal de hacer que el público cumpla la ley del tabaco, pero sin embargo somos responsables de su incumplimiento. Hay una contradicción y un vacío legal”, lamenta el portavoz de la Asociación Nacional de Empresarios por la Calidad del Ocio. […] [ISABEL LANDA / No es delación; es defender tus derechos · ELPAIS.com]

Deja tu comentario en Eskup: Veto al tabaco

churchill

Fidel-Castro--

alejandro-robaina_pinar-del-rio_cuba_puros-300x247

Ernesto Che Guevara Fumando puros, una de sus pasiones

maradonapuro120109

PURO 

PURO4

PURO3

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*