El turismo norteamericano a Barcelona crece

La demanda de vuelos de Norteamérica a la capital catalana ha crecido en cinco años más del 50%

Barcelona3puerto-barcelona 

Ha pasado de ser un mercado anecdótico a superar el millón de pernoctaciones, y eso en menos de diez años. El cliente norteamericano, cuya irrupción en el panorama turístico de Barcelona arrancó tras los Juegos Olímpicos de 1992, ha conseguido consolidarse como el cuarto en importancia de los países extranjeros emisores de turistas, por delante de Alemania. En el 2009 logró incluso superar en pernoctaciones a Francia, un dato inaudito en los rankings de la ciudad. Ahora, el turismo norteamericano ha conseguido cerrar el 2010 con otro dato histórico: ha superado el millón de pernoctaciones y ha consolidado así su puesto entre los grandes mercados emisores junto a Italia, Reino Unido y Francia.

El apuntalamiento de Barcelona como principal puerto de cruceros por el Mediterráneo es una de las principales razones del crecimiento que ha experimentado en los últimos años el mercado norteamericano en la ciudad, sobre todo el estadounidense, gran consumidor de los viajes en barco. A ello se ha unido la ampliación de vuelos directos que conectan sin escalas Barcelona con distintas ciudades de Estados Unidos, que comenzaron a crecer en frecuencias y destinos a partir del 2006. “En cinco años la demanda de las rutas que conectan directa o indirectamente Barcelona con Norteamérica ha crecido un 56%”, confirma Jaume Adrové, director de negocios del GPA (Gestión y Promoción Aeroportuaria) de la Cambra de Comerç de Barcelona. “Desde el momento en que se ponen vuelos directos se produce un efecto multiplicador en la demanda y aumenta el pasaje por encima del histórico registrado”, añade.

barcelona5

Según los datos oficiales de Aena, en el aeropuerto internacional de El Prat ha crecido el pasaje de vuelos directos con ida y vuelta a Norteamérica un 116 por ciento del 2006 al 2010. El pasaje ha ido incrementándose progresivamente a medida que compañías como American Airlines, Continental, Air Tansat, Delta Airlines, Air Canadá o incluso Pakistán Airlines (PIA) han ido abriendo nuevos destinos como Atlanta (2006), Toronto (2007), Vancouver (2009) Montreal (2007) o Chicago (2010), además de incrementar las frecuencias de conexión directas con Nueva York, la ciudad americana mejor conectada con Barcelona. Cuatro años de rutas sin escalas que ya han utilizado casi tres millones de pasajeros, según datos de Aena, entre los que el crucerista ocupa un porcentaje elevado. Tanto es así que en abril del año pasado se puso en marcha una nueva operativa de facturación conjunta entre el puerto de Barcelona y El Prat, a través de la cual los cruceristas pueden olvidarse de sus maletas hasta llegar al barco. Con este sistema se han facturado ya casi 10.000 equipajes en nueve meses.

“El norteamericano ha convertido Barcelona en su puerta de entrada al Mediterráneo, con estancias en la ciudad antes o después del crucero. En el 2010 se ha notado mucho el auge y para el 2011 y el 2012 siguen habiendo perspectivas de crecimiento”, explica la directora de ventas y marketing del Arts, un hotel que desde su apertura, hace 17 años, ha tenido al estadounidense como cliente extranjero número uno. No en vano, la mayor presencia de turistas norteamericanos se produce de abril a octubre, durante la temporada fuerte de cruceros. […] [Antònia Justícia/lavanguardia.es/…/el-turismo-norteamericano-supera-en-barcelona-el-millon-de-pernoctaciones]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*