El extraño crimen de universitaria colombiana en Venezuela

KELLYKelly Oliveros y una amiga encontraron la muerte tras noche de rumba con militares venezolanos.

Lo que comenzó para una joven colombiana como una noche de rumba entre amigos terminó en tragedia la madrugada del pasado sábado, en San Cristóbal,, capital del estado Táchira (Venezuela).

Kelly Lloselyn Oliveros Esteban, de 19 años, llegó el pasado 4 de enero a esa población venezolana, procedente de Cúcuta, a visitar a su abuela, quien se encontraba enferma.

La joven disfrutaba de sus vacaciones, pues a finales del año pasado había terminado el segundo semestre de contaduría en la Universidad Remington, en la capital nortesantandereana, y tenía unos días libres en su trabajo como vendedora de planes de telefonía celular.

cristobal II

A su llegada, se encontró con las Ferias de San Sebastián, en donde conoció a Eliani Samanta Montañez Flórez, una venezolana, de 20 años.

ELIANIDesde su partida hacia el vecino país, Kelly se comunicó en dos ocasiones con su madre, Dioselina Esteban, a quien le aseguró que volvería a su ciudad natal antes del sábado 15, toda vez que ese día tenía que presentarse en la universidad para inscribir materias.

Justo un día antes de esa fecha, el viernes 14, doña Dioselina llamó a su hija para indagar por qué no había regresado, a lo que la joven respondió que se había cortado un dedo de un pie, lo que le imposibilitaba regresar. “Ella me dijo que el sábado temprano viajaba”, recordó la madre.

La progenitora agregó que la noche del viernes Eliani llamó a su hija, para que salieran de rumba, y sobre las 9:00 de esa noche la recogió en la residencia de la abuela.
Las dos amigas salieron para el complejo ferial de Pueblo Nuevo. Allí fue donde conocieron a Domingo Alfonso López, primer teniente del Ejército, y a otro militar, con quienes compartieron el resto de la jornada.

De acuerdo con la madre de Kelly, las dos jóvenes estuvieron departiendo con los militares hasta la madrugada.
Dijo que finalmente los venezolanos las llevaron hasta la residencia de Eliani. “Pero como las muchachas no accedieron a lo que ellos querían, les dio mucha ira y cuando iban a entrar a la casa las agarraron a plomo a las dos”, explicó la madre.

Yelmary Montañez, hermana de Eliani, recordó que su hermano escuchó los disparos. “Él oyó cuando dos carros pararon frente a la casa. Suponemos que siguieron tomando y escuchando música, y como a las 5:30 a.m. se escucharon los tiros y los vehículos se alejaron”, contó.

Y añadió que cuando su hermano abrió la puerta “se encontró con mi hermana herida, tenía un tiro en la espalda. Como pudo la agarró para que no se cayera, pero murió allí mismo. Al asomarse un poco más vio a la otra muchacha, a pocos metros de la casa, también muerta”. […] [m.eltiempo.com/justicia/extrao-crimen-de-universitaria-colombiana-en-venezuela]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*