Ashotur constata al menos el cierre de 8 bares por la ley antitabaco

Dos inspectores de Sanidad abren expediente al BAR ESPIRIT, que se enfrenta a multas de 600 a 10.000 € por dejar fumar.

  • Conselleria aplicará “rigor y sentido común” y pedirá al Gobierno aliviar al hostelero por la inversión anterior
  • Empresarios se plantean “en una semana” despedir a las plantillas y perder el negocio al caer un 80% la caja

ley antitabacoCierre o sanción. La ley antitabaco deja poca tregua a los hosteleros de Castellón, que ya se plantean lo peor. “En una semana, al menos ocho bares y cafeterías van a cerrar, a quedarse sin su negocio y a despedir a sus plantillas”. Así de categórico se manifestó el vicepresidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), José Luis Selma, tras reunirse ayer por la mañana con representantes de varias empresas y con el asesor legal de la entidad, Emilio Pin.

  • Desde la entrada en vigor de la ley, los ingresos de caja han bajado un 80%.
  • La situación no se puede sostener: la crisis, las inversiones para adecuar los locales a la anterior ley antitabaco aún sin amortizar y solo faltaba esto.
  • De 400 euros de caja al día se ha pasado a 75; y de almorzar 30 personas por la mañana, a pasar solo dos o tres”, manifestó Selma.
  • Y señaló que la opción de una terraza al aire libre donde permitir fumar no es viable para todos por falta de espacio o de dinero.

SANCIÓN Y CARTELES

En el lado opuesto, justo ayer el bar Espirit de Castellón, cuyo propietario Fernando Tejedor, ha desafiado a la ley 42/2010 permitiendo fumar para poder mantener su medio de vida, recibió la visita de dos inspectores de la Conselleria de Sanidad, que ya le han levantado acta por la cual se enfrenta a multas de 601 a 10.000 euros.*

Desde la Administración autonómica, el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, manifestó ayer con contundencia en declaraciones recogidas por Efe que la Generalitat aplicará la nueva normativa “con todo el rigor pero también con todo el sentido común”. Insistió en que “es una ley para mejorar la salud, no para volvernos locos a nadie”, y reclamó al Gobierno “sensibilidad” con la hostelería, así como compensaciones por las reformas que hizo para la anterior que, con la aplicación de la anterior ley, ha hecho “un gasto que no ha servido para nada”, por lo que debería compensarle “de algún modo”.

Al respecto, añadió que “como cualquier aplicación de una ley que va contra unas costumbres que llevan instauradas siglos”, tendremos que ir adaptándonos “poco a poco”. Y apeló al “sentido común” de fumadores y no fumadores. Añadió que la Conselleria ya está colocando carteles indicando dónde no se puede fumar, para evitar dudas. Así, citó que “si hay lugares en los que a 50 metros ya no es de un hospital o colegio, marcamos un espacio donde se avisa que no se puede fumar a partir de ese lugar”. E insistió en que “no se trata de perseguir a los fumadores, sino de mejorar la salud del ciudadano”. Por ahora, solo se han presentado diez denuncias en Castellón. [NOELIA MARTÍNEZ/elperiodicomediterraneo.com/noticias/noticia.asp]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*