Envían lesbianas a la muerte

Repetidos ataques a homosexuales en Iraq

La homosexualidad no está prohibida por la ley pero no es aceptada en la sociedad y conduce al rechazo social.

Desde el 2003 se han producido repetidos ataques contra personas HBT (homosexuales, bisexuales y transexuales) donde ha habido amenazas, tortura y asesinato.

Las posibilidades de obtener protección del Estado son inexistentes. La policía y el poder judicial no han condenado los ataques que se produjeron y rara vez son investigados.

La pareja de lesbianas Pari y Dilsa va a ser deportada a Iraq.

Las mujeres kurdas Pari y Dilsa tienen un deseo: vivir juntas.

Pero pronto serán deportadas a Iraq, donde los homosexuales son perseguidos y asesinados.

– Es como enviarlas directamente al cementerio, dice Amine Kakabaveh.

Viven en una pequeña habitación en uno de los pisos de Inmigraciones. La decisión de la Corte de Inmigración de enviarlas fuera del país en poco más de una semana, roe.

– Es como una cárcel sin puertas ni ventanas. Tenemos tanto miedo que apenas podemos dormir o comer, dice Dilsa.

Las dos mujeres que están en sus 30 años se encontraron en Iraq hace cinco años. Pero tuvieron que esconder sus sentimientos. La familia de Pari pertenece a uno de los clanes musulmanes más poderosos en el país con poder gubernamental. Ser lesbiana en ese entorno era una imposibilidad.

– No está en prohibido por la ley debido a que no creen que existe, dice Amina Kabavah.

Cuando Pari iba a ser casada con un pariente, ella se negó y confesó que amaba a una mujer.

Condenas a muerte fueron emitidas por el clan. En primer lugar irían a matar a Pari, después a Dilsa.

Con la ayuda de su madre logró Pari huir a Suecia en 2006.

Al mismo tiempo se escondía Dilsa donde un amigo en Irak. El hermano de su amigo la violó y ella quedó embarazada.

– Huí a Suecia tres meses después de Pari y aquí tuve un aborto, dice, mientras se seca las lágrimas. El hermano de Dilsa le ayudó a salir del país.

Quieren casarse

Cuando se reunieron en Suecia, querían hacer realidad un sueño: casarse. Pero carecían de documentos y se les dijo que debían obtener un pasaporte.

El hermano de Dilsa en Iraq consiguió un pasaporte para su hermana, después fue él asesinado.

– Si mataron a mi hermano, ¿qué van a hacer conmigo?

Según el departamento de inmigración, la persona susceptible de ser perseguida por su orientación sexual, deberá obtener protección en Suecia.

– Por qué no ha sido así en este caso, no puedo responder porque rige secreto, dice el jefe de prensa John Rahm. [aftonbladet.se/nyheter/article8141933.ab]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*