¡Moverse o morirse!

Ninguna competencia se compara con el salvaje triatlón animal que incluye correr, nadar, volar, escalar, saltar, comer, aparear y matar, todo con tal de vivir. NatGeo estrena hoy la espectacular serie ‘Grandes Migraciones’. ¡Corra! ¡Corra! ¡Corra! ¡Por lo que más quiera! ¡¡¡Apúuurese!!!. Ese aleteo de mariposas que va in crescendo solo preludia una estampida y una cardíaca maratón por la comida, la vida y la sobrevivencia.

grandesmigraciones_natgeo-300x193

¡Despabílese!. Usted está en: Grandes Migraciones, la espectacular serie de NatGeo que se estrena hoy. Ninguna competencia humana se compara con este salvaje triatlón animal que incluye correr, nadar, volar, escalar, saltar, comer, aparear, matar y un solo premio : ¡Vivir! Nada de dobles ni efectos especiales. Póngase los tenis y agárrese bien fuerte de su sillón favorito. A partir de esta noche, a las nueve en punto, usted tiene una butaca reservada en el canal NatGeo, para el banderazo inicial de Grandes Migraciones. En siete episodios, NatGeo llevará a todos sus abonados en un viaje de 670.000 kilómetros por 20 países, para ver la epopeya vital de millones de criaturas que abandonan su territorio y cumplen con su ciclo de aparearse y sobrevivir.

 

Esta es la más ambiciosa serie documental de National Geographic, narrada en un lenguaje cinematográfico, filmada íntegramente en formato “Blu- Ray Nativo” y apoyada en una vasta investigación científica, para que 330 millones de televidentes, en 166 países, puedan conocer el porqué de las migraciones anuales de mariposas monarca, hormigas legionarias, elefantes, cebras, núes, cachalotes, murciélagos, cangrejos, el gran tiburón blanco y casi toda el Arca de Noé. Las siete horas finales de esta sinfonía visual son el producto de 800 días de filmación, en todas las condiciones ambientales; desde temperaturas bajo cero hasta los 48 grados centígrados.

 

Un batallón de científicos y técnicos de NatGeo recorrió el planeta durante tres años, para documentar la migración de especies que van desde el plancton oceánico microscópico hasta el marcial desfile de paquidermos por la “Puerta de los Elefantes” en Malí, pasando por los zorros voladores de Australia hasta la marcha kilométrica de las hormigas legionarias, en Costa Rica. La realidad de las escenas le permitirá oler la sangre y sentir los espasmos agónicos de una foca partida en dos por un tiburón blanco en la Isla Guadalupe; el corazón se le hará un puño al contemplar la ternura de una cebra macho que protege una cría huérfana en Botsuana; flotará con las mariposas monarcas que baten sus alas de pergamino naranja, entre Canadá y México, y sentirá el vértigo de los cangrejos rojos que suben los acantilados de la Isla Navidad, en el Océano Indico.

Con esta serie de siete entregas NatGeo sí se anduvo por las ramas y los árboles, la tierra, el aire, los desfiladeros, los islotes y debajo del agua, con tal de producir Grandes Migraciones, narrada en español por Diego Luna y en inglés por Alec Baldwin. Las migraciones no son viajes épicos que los animales realizan por turismo, sino que los hacen para sobrevivir, porque se quedan sin agua, sin habitats o por otras amenazas explicó el productor ejecutivo David Hamlin; y añadió: “Queríamos mostrar no solo su belleza, sino su contenido profundo y contribuir a su supervivencia en un mundo cambiante.” Aparte de las innovaciones tecnológicas NatGeo introdujo cambios sustanciales en el género documental; los editores analizaron durante meses la mejor manera de contar esta historia salvaje, sin que fuera otra película bonita de animales. Grandes Migraciones es un relato –tipo story telling – que transmite un mensaje de manera sencilla, es un cuento con principio, medio y final que impacta emocionalmente al público, sin falsos didactismos. […] [Jorge Hernández S./¡Moverse o morirse! – TELEGUÍA – La Nación]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*