Más suecas en el comercio sexual callejero

MAunque las estadísticas indican hacia abajo, el comercio sexual es evidente en ‘Estocolmo-city’. Las mujeres suecas aparecen con mayor frecuencia después de los esfuerzos de la policía en expulsar del país a prostitutas extranjeras.

Es una sensación vulnerable, estar sola en la acera con coches que ruedan de largo y reducen la velocidad para inspeccionar la oferta. A pesar de la evaluación de la ley del sexo que SvD informó el sábado, sobre que la prostitución callejera se ha reducido a la mitad desde que la ley se introdujo en 1999, se refleja claramente el comercio sexual.

Un jueves por la noche el fin de semana antes del sueldo, entre las horas 22 horas y la medianoche, contamos diez mujeres que caminan hacia atrás y adelante a lo largo de las rutas clásicas – calles Master Samuelsgatan abajo hacia Vasagatan y Malmskillnadsgatan hacia Brunkebergstorg. La policía no está a la vista – esta noche busca ‘el grupo de prostitución’ en su lugar en la red, un espacio que ha crecido desde que la ley entró en vigor.

Para aquél que quiera comprar sexo en la red no hay dudas – números de teléfono, precios y oferta se indican claramente. En la calle se negocia el acuerdo en cambio a través de la ventanilla del coche o en el asiento delantero.

Varias de las mujeres hablan inglés y tienen sus raíces en Europa del Este, pero algunas que hablan sueco también se escuchan. Y las prostitutas suecas se han vuelto más visibles en la calle, según Gil Edin,jefe de operaciones de Klaragården, un lugar de refugio para mujeres maltratadas, a donde varias prostitutas se dirigen.

-Cuando la ley llegó se volvió algo más vacío, pero entonces vinieron un poco más chicas extranjeras. Ahora las chicas suecas han comenzado a venir de vuelta porque la policía parece concentrarse en las mujeres extranjeras, dice Gill Edin.

Simon Häggström, uno de los policías del ‘grupo de prostitución’, confirma la imagen. El fondo es que activamernte con el apoyo de la Ley de Extranjería extraditan a mujeres extranjeras desde hace seis meses.

La ley dice que si alguien es sospechoso de no ser capaz de mantenerse a sí mismo de manera honesta puede ser enviado fuera del país. La ley se aplica a veces cuando se expulsa a población romaní, pero la interpretación se diferencia y es polémica – Si se es ciudadano de la UE se tiene derecho a residir en otro país de la UE durante un máximo de tres meses sin tener que trabajar o estudiar.

2009-07-21  Foto: Caroline Tibell  Prostitution på gatan i Stockholm. Bilden tagen på Mäster Samuelsgatan. *** Local Caption *** 2009-07-21  Foto: Caroline Tibell  Prostitution på gatan i Stockholm. Bilden tagen på Mäster Samuelsgatan.Entre las prostitutas se rumorea que SvD (el periódico que escribe este artículo) se encuentra en la zona. Desde la perspectiva de los compradores no nos diferenciamos sin embargo de la oferta en general, también nosotros somos ‘vistos’ de arriba hacia abajo. Las mujeres prefieren no ser molestadas, sólo si les pagamos.

“Tenemos que ganar dinero”, dice una mujer.

Según la policía los compradores de sexo son a menudo “hombres completamente comunes, sin antecedentes penales”.

-Por qué se opta por comprar el sexo varía, pero lo común es que ellos de alguna manera han perdido el control, dice Simon Häggström.

La policía tiene contacto con el personal de los servicios sociales que puede redirigir a los hombres – una de ellas es Marie Johansson, directora de proyecto de Kast (Köpare av sexuella tjänster), compradores de servicios sexuales. Desde 2009 cuando se inició el proyecto, se ha reunido con 150-200 personas y ha tenido conversaciones con más de 50 personas. Muchos de los que conoce compran sexo por via de la red y han navegado porno por un largo tiempo antes de que se se lanzaran a la compra de sexo.

-La mayoría de las personas que acuden a nosotros llevan consigo una ansiedad que se hace insostenible y quieren acabar.

Marie Johansson no cree que un endurecimiento penal podrá asustar, sin embargo, puede ser una señal importante.

– Está claro que es extraño que cueste igual comprar a otro ser humano que robar. [Fler svenskor i gatusexhandeln | Inrikes | SvD]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*