Hemos creado una economía joven y mimada

Si queréis saber la profundidad de la crisis europea, debéis tener en cuenta la declaración que la canciller alemana Angela Merkel hizo la otra semana. Ella sugirió que quien preste a un país que no puede pagar debe ser responsable de algo de la pérdida él mismo. Este modesto punto de vista causó pánico en el mercado, hasta que Merkel lo retiró.

Hemos creado una economía joven y mimada que nadie limpia y recoge por sí mismo. El euro significó un interés común para todos los países miembros, por lo que resultó demasiado bajo para países recalentados como Irlanda y España.

Hogares y empresas podían conseguir préstamos para todo lo que no tenían medios. Cuando terminó la fiesta tuvieron los bancos pérdidas récord que no podían manejar.

Entonces explicó el gobierno irlandés que cubriría las pérdidas de todos  los bancos.

Pero el estado tampoco tenía medios. Después de rescatar a los bancos será el déficit presupuestario de Irlanda este año de alrededor del 30 por ciento del PIB – diez veces mayor que lo que las normas lo permiten. Como nadie quiere prestar a Irlanda, los países de la UE han elaborado un paquete de rescate.

Veis cómo las cosas encajan entre sí? Todos gastan más de lo que tienen y envían la factura a aquellos que todavía pueden pedir dinero prestado. Así se puede mantener la cosa por un tiempo, pero las ‘cartas en cadena’ tienen como se sabe dos características: 1)  son muy rentables, hasta 2) que se acaban.

Irlanda es una economía competitiva, así que quizás puedan pagar algún día, pero economías más ‘achatarradas’ como Grecia y Portugal, obtienen menos dinero cada día para pagar las deudas. Tarde o temprano algún país irá a cancelar los pagos. ¿Qué pasa cuando un país como España, cuyos bancos han prestado $ 80 mil mdd a Portugal? ¿Y qué va a pasar entonces con Francia, Alemania y Gran Bretaña que han prestado más de 550 mil mdd a España?

Pronto está la tarjeta de crédito de papá también al descubierto. Entonces podemos tener una caótica crisis donde nadie se atreve a prestar a bancos y gobiernos, y los gobiernos se ven obligados a recortes que son aun más drásticos que cualquier cosa que hayamos visto antes. Entonces, si no antes, tenemos que discutir si no hubiera sido mejor permitir que los inversores hubiesen pagado sus pérdidas desde un principio, en lugar de permitir que las deudas se conviertan en monstruos que nos puedan devorar a todos. [metro.se//vi-har-skapat-en-ung-och-bortskamd-ek]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*