Esta grosería la paga usted

  • “No es lo mismo hablar a micrófono abierto que cerrado”, opina la FAPE
  • Irritación entre los profesores por la visita de escolares a la cadena madrileña
  • “Se jactan de no hacer telebasura, pero la hacen”, dice una sindicalista
  • Sostres había escrito sobre los muertos en Haití que “el mundo hace limpia”
La zafiedad se instala en las tertulias televisivas financiadas con dinero público – Los comentarios sexistas y racistas hechos ante escolares en Telemadrid ilustran la degradación del debate

Machista, xenófobo, bochornoso, repulsivo, rancio, cutre. Los comentarios del contertulio del programa de Telemadrid Alto y claro Salvador Sostres han provocado una oleada de indignación entre organizaciones periodísticas, asociaciones de telespectadores, grupos políticos y entidades en defensa de las mujeres y los menores. Todos han alzado su voz contra las expresiones sexistas del periodista catalán vertidas en el plató del canal autonómico, en el que se encontraban como público niños de tres colegios. Antes de que comenzara el programa las cámaras captaron una conversación en la que Sostres lanzada comentarios vejatorios hacia las mujeres y los niños marroquíes (quienes, dijo, “lo llevan todo suelto”). Presumió de sus gustos sexuales y confesó que se siente atraído por las jóvenes “de 17 o 18 años” porque “no huelen a ácido úrico” y son “dulces como lionesas de crema y con carnes que rebotan”.

Este caso es el ejemplo clamoroso de un nuevo género televisivo que consiste en insultar bien alto y bien claro. Un género que se ha extendido como la pólvora en las tertulias de la TDT. Y que adquiere una mayor dimensión al tratarse de una televisión pública que tiene entre sus colaboradores a Fernando Sánchez Dragó, que alardea de sus relaciones con menores, y a Salvador Sostres, también colaborador de El Mundo, que acumula una inagotable antología. Sostres ha escrito que “el talento es algo connatural al hombre como la belleza a la mujer”. Sobre los muertos del terremoto de Haití, que “el mundo hace limpieza”. De la joven atrapada en una atracción del Tibidabo, que falleció porque a los pobres les gusta lo cutre. Y de los abusos sexuales de la Iglesia a los menores, que son “indemostrados y a menudo indemostrables”, “leves”. Un grupo de trabajadores de El Mundo (alrededor de un centenar) rechazaron ayer las palabras de Sostres, se declararon “abochornados” de la “arcada estomagante” que ha protagonizado en Alto y claro y cuestionaron la “pirotecnia provocativa” del columnista, que nada tiene que ver con “la libertad de expresión”.

Pero no es el único. El periodista de Intereconomía Eduardo García Serrano llamó “zorra” y “puerca” a la consejera de Sanidad del Gobierno catalán, Marina Geli. […] [R. G. GÓMEZ / J. PRADES/Esta grosería la paga usted · ELPAIS.com]

(Y de los abusos sexuales de la Iglesia a los menores, que son “indemostrados y a menudo indemostrables”, “leves”.)

Pues solo con leer la declaración arriba es para concordar que este tipo necesita de urgentes ajustes en el cerebro con un buen destornillador…

Idiota es una palabra derivada del griego ἰδιώτης, idiōtēs, de ἴδιος, idios (privado, uno mismo). Empezó usándose para un ciudadano privado y egoísta que no se preocupaba de los asuntos públicos. En latín, la palabra idiota (una persona normal y corriente) precedió al término del latín tardío que significa persona sin educación o ignorante. Su significado y la forma moderna data de alrededor del año 1300, del francés antiguo idiote (sin educación o Persona ignorante). En 1487 la palabra idiotez pudo haber sido el modelo de analogía de las palabras profeta y de la profecía.

La idiotez es el retardo mental más agudo. Su detección es muy temprana, los individuos poseen una edad mental inferior a los tres años y su cociente intelectual de 0 a 24 (adulto con 2 años mentales). Los síntomas de los afectados suelen ser la inmovilidad, adolecen incontinencia de los esfínteres, babean, suelen ser mudos o sólo emiten sonidos sin sentido, son en general asociales y no tiene noción del mundo exterior.

La retentiva memorística es inexistente, la respuesta a estímulos está disminuida en alto grado, y es frecuente el enanismo.

Considerada incurable, sus efectos resultan difíciles de amortiguar.

Está relacionada con el cretinismo, la imbecilidad y la mixedema.

En gran parte de los casos es una enfermedad de nacimiento, bien por causas hereditarias, o por trastornos durante la gestación. Los otros casos son provocados por accidentes cerebrales: golpes, ausencia de oxígeno en el cerebro, lobotomía. [es.wikipedia.org/wiki/Idiotez]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*