El rey da vuelta a la página y mira hacia adelante

Paul Ronge: Está por debajo de su dignidad

KAyer vieron cientos de miles de personas en la televisión cómo el rey comentaba (monólogo de 7 minutos de duración) el libro escándalo que contiene información embarazosa sobre su vida personal. Paul Ronge, experto en gestión de crisis y medios de comunicación, comenta el discurso del rey y su actuación.

1. El error cardinal

El Rey: “Después he comprendido que ustedes han venido aquí por un montón de razones diferentes, y hay un gran interés, he entendido, por un, un, un libro que salió en mi honor, por decirlo así, depende de cómo se ve la cosa. “

Ronge: Aquí está el fallo base. Fue tan raro y erróneo en todo caso comentar un libro que contiene chismes. Está por debajo de su dignidad.

2. La herida abierta

El Rey: “No puedo reseñar un libro que no he leído, eso debéis entenderlo.” (Esta frase se repitió cuatro veces durante el breve discurso del rey, nota de la redacción)

Ronge: Esto abre a la pregunta: “No, pero cuando Su Majestad lea el libro, ¿puede comentarlo entonces?”. Hay que poner fin a una crisis lo más rápidamente que sea posible, pero esto invita a una continuación.

3. El reconocimiento

El Rey: “Habida cuenta de los titulares y así, obviamente he hablado tanto con mi familia como con la reina. Y damos la vueLta a una hoja, al igual que hacéis vosotros en vuestros periódicos. Yo quiero mirar hacia adelante en cambio.”

Ronge: Muchos lo tomarán como un único y gran reconocimiento de que lo que está en el libro es en gran medida verdad. Es devastador para él, y fortalece la credibilidad del libro.

4. El lenguaje corporal

El rey parece preocupado, presionado y algo nervioso. Cuando terminó de hablar, se marchó de allí decidido, mientras que los reporteros gritaban detrás de él las preguntas a las que no obtuvieron respuesta.

-¿Niega usted cualquiera de los escenarios descritos en el libro?

-Has estado en el Club Power (club de striptease, nota de la redacción) alguna vez?

Ronge: Opino que dio una impresión de inquietud. El lenguaje corporal gritaba angustia.

[edición impresa de metro.se/skandalboken/”Kroppspråket skrek ångest”/Paul Ronge: Det är under hans värdighet”]

Kungens första ord om skandalboken

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*