El Cobrador del Frac

Adeudados huyen del hombre de esmoquin en España

Si ves un hombre vestido de esmoquin en España, no estés tan seguro de que haya una fiesta. Los empleados de El Cobrador del Frac cobran deudas vestidos con la elegante prenda.

Cuando el hombre de esmoquin llama a la puerta la verguenza debe iluminar, es la idea. A raíz de la crisis los negocios van muy bien. 

La compañía de cobro de morosos El Cobrador del Frac está entre los ganadores de la crisis en España. El cobro de deudas no pagadas por empresas es su negocio, y desde que la crisis hizo su entrada tienen más misiones de las que pueden llevar a cabo.

– Nuestros negocios tienen picos de en tiempos de crisis, dice Manuel Merino Maestro, jefe jurídico, satisfecho ahí donde está sentado e inclinado hacia atrás en traje de rayas y cabello mojado peinado hacia atrás dentro de la oficina en Madrid.

Él estima que el número de clientes ha aumentado en un 30 por ciento desde que golpeó la crisis económica. Entonces la compañía ha tenido que rechazar algunas solicitudes, no pueden mantener el ritmo.

La compañía El Cobrador del Frac es contratada cuando nada más ha ayudado. Entonces  salen vestidos de frac y un maletín en la mano. Son vistos cuando llegan y es la intención. La gente debe avergonzarse.

– El uniforme es una herramienta al igual que un vehículo. A algunos no les importa, mientras que unos cuantos se vuelven tan exaltados que intentan acabar a hostias con el cobrador de morosos. Esto crea atención, pero no somos la Cosa Nostra, no usamos violencia. Se trata de una falsa imagen que se tiene de nosotros, dice Manuel Merino Maestro.

La oficina está llena de animales disecados en las paredes, todos disparados por los empleados de la empresa. Hay hienas, leones, tigres y en el despacho de Maestro cuelga una cabra hispana difícil de cazar. Maestro ve grandes similitudes entre la caza y la ‘recolección’ de dinero.

– Hay dos tipos de caza. Tú puedes ir detrás de los animales y buscarlos hasta que los bates. O puedes hacer una trampa y buscar el animal. El recolectar dinero es muy parecido a la caza. Un cobrador espera escondido del adeudado o pone una trampa y recoge el dinero. Los que no quieren pagar son muy buenos en esconderse, así como los animales más difíciles de alcanzar. Pero no podríamos tener morosos en las paredes, así que tenemos animales.

Moroso es el nombre en español de los que tienen dinero pero no quieren pagar. El otro grupo son aquellos que no pagan por falta de dinero en efectivo.

Es sobre todo este último grupo el que se ha incrementado a raíz de la crisis y de ellos es difícil recolectar dinero.

– Pero siempre hay algo que se puede hacer, siempre hay algo que se puede vender, dice Manuel Merino Maestro.

Según él, hay dos tipos de pagos: las ocasiones en las que la gente paga con gusto, por ejemplo cenas, y cuando pagan por terror.

– Ninguno de los que visitamos quiere pagar, pero es nuestro deber ver qué posibilidades hay. Examinamos sus relaciones familiares, matrimonio, finanzas de los padres, beneficios de empleo, coches.

¿Qué se siente ganar dinero en la crisis?

– Se hace negocio por tres razones: para ganar dinero, ganar dinero y ganar dinero. Así que estoy contento si nuestra compañía va bien.

Andrés González acaba de salir a una misión, tiene buena pinta y aparenta muy lejos de dar miedo con su abrigo y cartera. Pero tal vez baste con el frac.

– Sí, tan pronto como la gente me ve, se ponen nerviosos, dice.

Ha ocurrido que la gente se ha vuelto violenta cuando él ha ido de visita, pero éntonces él se larga directamente. Y un corazón late dentro del frac.

– Una vez yo estaba yo en casa esde un hombre cuya esposa lo había abandonado. No tenía nada y no había comido en tres días. Le di dinero para un bocadillo. [Skyldiga skyr frackmannen – DN.se]

 

El Cobrador Del Frac – Sitio web de esta empresa dedicada al cobro de morosos que cuenta con gestores en toda España, Portugal y Francia. La gestión de cobro está respaldada por gabinetes jurídicos e investigadores comerciales. Además cuentan con una base de datos de empresas y particulares que han sido morosos.

www.elmundo.es/…/15/economia/1229330305.html

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*