Así resolverá Europa la crisis de las pensiones

jubEuropa envejece. De aquí a 20 años, casi uno de cada cuatro europeos será mayor de 65 años y en los países con pensiones generosas han comenzado a darse cuenta de que esto traerá consecuencias tanto para la economía como para el mercado laboral. El mismo problema existe en Suecia. Una lucha de ‘sokatira’ -tira y afloja- sobre la mano de obra inmigrante se espera.

El 2008 la edad media de los ciudadanos europeos era de 40,4 años. Para el año 2030 habrá aumentado con cinco años y en cada cuatro de las 281 regiones europeas, la edad media será de por encima de 48 años, según la agencia de estadísticas Eurostat.

La población más joven será la de las regiones metropolitanas. París, Oslo y Bruselas se encuentran entre las áreas que tendrán el menor promedio de edad.

Hoy hay más de 25 jubilados de entre 100 ciudadanos de la comunidad de la UE entre 16 y 64 años. El 2030 serán 38. Suecia se encuentra justo por encima de la media hoy y según los cálculos justo abajo el 2030.

Si se cuenta, como el INEM sueco (Arbetsförmedlingen) lo hace, lo que se llama la relación de dependencia, cada sueco que trabaje sustentará el año 2030 a dos personas aparte de él/ella mismo/a. Pero entonces se incluyen niños, escolares y gente que está de baja – un promedio de todos los que no trabajan un día normal.

– Suecia puede hacer frente a las jubilaciones mejor que la mayoría de los países, porque hemos manejado las pensiones con buen sentido y porque la mayoría de los otros países tienen menores tasas de natalidad, dice Gunnar Wetterberg, que durante muchos años se ha dedicado a cuestiones de la demografía.

También en Suecia son las grandes ciudades las que menos serán afectadas por las salidas de jubilaciones, mientras que las áreas rurales tendrán problemas.

– Hay una clara distinción entre la ciudad y el campo, dice Clas Olsson, director de pronósticos del Servicio de Empleo. (Arbetsförmedlingen)(INEM en España)

Si por ejemplo todos los jóvenes que acceden al mercado de trabajo en Övertorneå hasta el 2025 comenzarían a trabajar en el sector público ni siquiera llenarían la mitad de los puestos de trabajo que los jubilados dejaron atrás.

En Francia son grandes las protestas contra el que la edad mínima de jubilación parcial vaya a subirse de 60 a 62 años. Al mismo tiempo tiene el país los tiempos más largos de jubilación, o sea, tiempo de vida después de la jubilación, dentro de la OECD. Las mujeres francesas viven un promedio de 27,5 años como jubiladas y los hombres franceses 24 años.

El promedio de la OECD es de 22,5 años para las mujeres y 17,5 para los hombres.

En el llamado Libro Verde sobre los sistemas de pensiones en Europa de este verano, escribe la comison de la UE que “si las personas cuando viven más años no también continúan en la vida laboral durante más tiempo, puede esto conllevar a bien pensiones insuficientes o a un aumento insostenible del gasto en pensiones.”

– Para la mayoría de países europeos es igualmente importante aumentar la participación de la mujer en el mercado laboral para fortalecer las finanzas del estado.

Se habla mucho sobre edad de jubilación más alta, pero sobre las mujeres no se oye nada. Tal vez sea una cuestión aún más sensible, dice Gunnar Wetterberg.

Para que la de dependencia de sustento en Suecia no aumente se necesitan 300.000 más que trabajen hasta el 2025. El servicio de empleo (INEM/Arbetsförmedlingen) apunta a que sólo habrá un aumento de 40.000 más.

– Pero escasez de mano de obra no habrá ya que el banco nacional ‘apretará’ si la necesidad de mano de obra aumenta y los sueldos suben, dice Clas Olsson.

El resultado será en cambio que tendremos que pagar com mayores tasas de interés y crecimiento más lento. [Så ska Europa lösa pensionskrisen – DN.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*