Un puerto parado por 30 escarabajos

El Observatorio medioambiental pide la descatalogación del coleóptero o podría frenar hasta el tren del Sur

escarab

Hace casi cuarenta años que se presentó en el Cabildo de Tenerife una propuesta para construir un puerto industrial en el Sur de Tenerife, concretamente en el término municipal de Granadilla. Un año después -1972-, el proyecto recibe un espaldarazo fundamental cuando el Estado decide aceptar la idea y hasta determina su ubicación en la misma zona donde, hoy, casi cuatro décadas después, se sigue anunciando el inicio inminente de las obras. En medio resta un sin fin de obstáculos que han impedido la construcción. Por increíble que parezca, ahora es la proyección legal de un escarabajo endémico de Tenerife quien puede doblegar la soberanía popular representada por el acuerdo unánime de las tres fuerzas con representación parlamentaria, así como el Cabildo insular.

 pimelia canariensis

Como quiera que al escarabajo en cuestiónpimelia canariensis– le precedió el ahora famoso sebadal, resulta evidente que la estrategia de los grupos ecologistas contrarios al puerto pasa por invocar, uno detrás de otro, toda especie natural presente en la zona que permita mantener la actual parálisis judicial que bloquea el proyecto.

 

De momento, el Observatorio Ambiental de Granadilla ha elaborado un estudio para descatalogar al escarabajo en cuestión como especie protegida, y así solicitarlo a la Viceconsejería de Medioambiente del Gobierno de Canarias. De lo contrario su director, Antonio Machado, ve dificultades en el desarrollo.

gra

Candelaria-Playa San Juan
El documento, desvelado por Europa Press, advierte de que, pese a desconocer el tamaño de la población insular y de reconocer que su hábitat potencial “se ha reducido obviamente con el desarrollo urbanístico”, no sólo el puerto de Granadilla corre peligro: “Aparte del puerto de Granadilla
, casos equivalentes se pueden presentar en el resto del polígono industrial de Granadilla o en el de Güímar, en el aeropuerto Reina Sofía, con el tren del sur, en futuros viarios, o cualquier obra -incluidas las ya autorizadas-, a lo largo de la franja costera que va desde Candelaria a Playa de San Juan, sin descartar las obras de particulares, roturaciones o trabajos agrícolas rutinarios, etcétera, cuyos promotores en estos casos, tendrán más dificultades para presentar y financiar toda la documentación que la Viceconsejería reclamaría”.

El escarabajo, que al parecer ha sido encontrado en medio de los trabajos como fruto de una inspección de las previstas por el Observatorio como parte de la ‘tutela’ exigida por la UE para el desarrollo de las obras, ha motivado el desarrollo de un informe previo a la autorización de la Viceconsejería para el referido traslado.

 

Pocos pero influyentes

La propuesta para el traslado de los escarabajos habla de no más de 30 ejemplares y un día de colecta con las denominadas “trampas de caída”, esto es, vasitos de plástico enterrados a ras de suelo en zonas más propicias -de la zona acotada tras el hallazgo de tres de los escarabajos-. “La idea es trampear intensamente en un solo día, a fin de reducir los riesgos de depredación”, explica el Observatorio, que advierte, eso sí, que no vale cualquiera para recoger los escarabajos, sino “persona con experiencia entomológica en búsqueda de coleópteros”.

Treinta y nueve años después, unos treinta escarabajos y una sociedad, la tinerfeña, al límite de su capacidad de asombro. […] [Un puerto parado por 30 escarabajos – Diario de Avisos]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*