Sri Lanka atrae otra vez

Extensas playas y paisajes verdes. Historia, cultura y buena comida. Sri Lanka tiene mucho que ofrecer. Ahora, cuando la guerra civil ha terminado, se espera que los turistas regresen. El corresponsal de DN en Asia, Torbjörn Petersson, se ha reunido con esperanzados srilanqueses.

D L Jayasuriya ha sido chófer en diferentes hoteles en Colombo, capital de Sri Lanka, desde 1976. Se pregunta a dónde fueron a parar los suecos? – Fumaban mucho, recuerda.

Él también lo hacía hasta que hace unos años ya no tuvo más medios. Los turistas desaparecieron, cayeron los ingresos y se disparó el precio de los cigarrillos.

– Hubo un tiempo en los años 70 que conducía por la isla a tantos suecos que podía contar en sueco, dice al recordar un ‘momento de oro’ en su carrera profesional.

Ahora han pasado ya ocho años desde que condujo un turista en absoluto a la ciudad de Trincomalee, en la costa este.

La guerra civil entre las fuerzas del gobierno y la guerrilla tamil, que lucharon por un estado independiente en el norte de Sri Lanka durante 26 años, los ahuyentó.

Los suecos fueron a Tailandia en su lugar. Gustaron de Tailandia. Tiendas en Tailandia comenzaron incluso a anunciarse en sueco y se colocaron letreros como ”Bajen Fans” y ”Här säljs svenskt snus”. (Aquí se vende snus sueco) (snus = tabaco de masticar).

– Bueno, dice D L Jayasuriya, que piensa que sabe qué es ‘snus’, pero definitivamente prefiere el cricket al fútbol.

Él mismo masca una mezcla de hojas y nueces para mantenerse despierto cuando tiene que conducir largos recorridos hasta bien entradas las noches.

Tal vez los negocios pronto mejoren después de que la guerra civil terminara en mayo del año pasado.

sri-lanka-2

Agentes de viajes suecos cargan en un amplio frente para ‘barrer’ Sri Lanka como destino turístico. Desde finales de noviembre, alrededor de 4.000 suecos por semana visitarán la isla, donde las tres principales compañías (suecas) comparten un avión. En total se espera que 7.000 nuevos turistas chárter suecos visiten la isla en invierno. Los operadores principalmente quieren atraer a los turistas ofreciendo sol y mar, pero también con la naturaleza tropical.

Puede haber un impacto directo si la paz continúa. Y si el país se atreve a reducir los controles de seguridad en las calles de Colombo y el norte. Pocos turistas llegan a un espíritu navideño viendo soldados con armas de fuego.

Preguntas claves siguen restando también para resolver el prolongado conflicto. La minoría tamil en el país se siente discriminada. Dependiendo de que los políticos tengan o no éxito, de si la paz se puede mantener o no, o de si se forman nuevos grupos armados, será crucial para el futuro de la nación.

Por el contrario sería erróneo desaconsejan viajar a Sri Lanka. No hay nada en este momento que indique que sería peligroso. Lo más peligroso es como de costumbre el tráfico. Los autobuses conducen como locos a través de la ciudad costera de Hikkaduwa. Si los turistas vienen de vuelta, caminando en grandes grupos a lo largo de la carretera principal, alguien debe tomar una seria conversación con los conductores de autobuses.

sriEn el sur de Sri Lanka, muchas de las playas aparentan como lo que sueñan que una playa debe aparentar los ‘pálidos escandinavos de invierno’. Y se encuentran relativamente vacías.

Incluso en Hikkaduwa, donde L H Nandasena ha alquilado tablas de surf y barcos con fondo de cristal durante más de diez años.

– ¿Cómo van los negocios?  Muy mal, dice con tristeza.

– Hikkaduwa tiene un montón de hoteles, restaurantes, snorkeling y surf. Algunos rusos vienen aquí, pero ¿dónde están los suecos?

Así que ahora él está esperando a los suecos?

– Allí están dos sentados, dice el ‘alquilador de los negocios miserables’. Mi primo fue a verlos en Tranås el año pasado. Pero por lo demás, se podría decir que estoy sentado aquí y esperando a los suecos. Desde las siete de la mañana todos los días.

El primo Ravindra Kumara toma coraje. Él cree en la llegada de más turistas la próxima temporada ya que la guerra civil ha terminado.

– En primer lugar tenemos que ganar dinero. Después podremos desarrollar el negocio. Podríamos traer aquí a elefantes y ‘cabalgar’ sobre ellos en la playa, son cosas así que los turistas quieren hacer, explica.

El conductor de moto-taxi I A Samarapala constata que con los años llegó a conocer algunos suecos y que los mejores años fueron entre 1980 y 85.

– Algunos suecos quieren sentarse callados y estar solos y entonces no digo nada pero otros quieren hablar y entonces comparto información con ellos, resume su experiencia con la gente del país del norte de Europa.

El restaurante de almuerzos resulta ser un lugar de reunión de surfistas. La atmósfera es opaca a mediodía, a pesar de que la música suena desde los altavoces. El pescado a la parrilla es toda una sensación. Básicamente, usted puede conseguir pescado fresco todos los días a lo largo de Sri Lanka. Y la comida del país es en general subestimada. Siempre arroz y curry, dicen los críticos, pero ¡qué arroz y curry! – Con pescado, pollo, cangrejo, verduras – siempre fuerte y bueno.

Sri Lanka tiene playas, bellas montañas, plantaciones de té, ciudades históricas y culturales y parques nacionales con elefantes salvajes y algún que otro leopardo.

SriLanka

Viajamos a Candy, que era la capital antes que los británicos llegaran en 1815 e hicieran una colonia de todo el país. Los hoteles están ubicados en las laderas. Dondequiera que uno mira, el paisaje es verde.

En el centro de la ciudad, todo gira alrededor del lago. Un hombre aparece.

– Hola, dice él. Yo no soy vuestro guía, pero ustedes saben que puede ver el templo sin tener que pagar entrada?.

Caminamos a lo largo del lago y nos pregunta dónde vivimos. Y nosotros respondemos y seguimos adelante y nos damos cuenta de que se trata de un hombre que es difícil de desengancharse.

– ¿Tenéis una corona sueca, se pregunta cuando le decimos adiós? O un dólar o 200 rupias para una cerveza?

– Dijiste que no eras nuestro guía?

Al final, 100 rupias cambian de propietario y todos contentos.

Pronto aparece su bien informado compañero en la calle en frente de nosotros, un hombre joven con una amplia sonrisa en todo su rostro.

– ¿No me reconocéis del hotel? ¡Swiss Residence! exclama triunfante. Acompañadme al mercado, voy allí a comprar verduras.

Habría sido divertido pero el tiempo era corto y en ese momento sonó una campana.

Este es uno de los trucos más comunes para ganar algo de dinero de turistas en Sri Lanka: haciéndose pasar por alguien que has conocido en el hotel. Alguien que a continuación, te guía por las tiendas (a cambio de comisión).

galle-face-green

De regreso a Colombo, se puede comer almuerzo buffet en el cuarto piso en el Grand Oriental Hotel y mirar hacia fuera sobre el puerto. O ir a Galle Face Green y ver el mar. O simplemente sentarse en algún otro lugar donde el ruido de la ciudad no pueda llegar.

Una mañana está el guia Dunster en el vestíbulo del hotel y está en éxtasis sobre lo que experimentó en el Parque Nacional de Yala. Él ha estado allí muchas veces antes, pero nunca antes ha visto a un elefante nacer.

Las mejores playas: Hikkaduwa, Unawatuna, Mirissa  en la costa sur. Uppuveli y Nilaveli en la costa noreste.

Lugares de interés: Si quieres ver templos y mercados, visita la ciudad de Kandy. Si quieres ir de excursión y ver plantaciones de té debes ir a Ella.

En el Parque Nacional de Yala hay además de la impresionante vegetación tropical, también la posibilidad de ver elefantes y leopardos.

No te pierdas las históricas ciudades de Anuradhapura y Sigiriya. Visita Trincomalee, en la costa este para ver cómo aparenta una ciudad después de estar dentro y justo a un lado de una zona de guerra durante más de 20 años.

General: El clima es tropical húmedo, alrededor de 30 grados durante todo el año. Diferentes períodos de lluvia se producen en diferentes partes de la isla. [dn.se/resor/srilanka/sri-lanka-lockar-igen]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*