Mujer mató cinco alces en dos días

Erika disparó salvajemente en bosque de Hälsingland

alce2Cuando la escopeta finalmente es colgada en la pared, muchos cazadores se ven obligados a constatar que nunca pudieron tumbar ningún alce.

Otros tienen más suerte.

Erika Moberg, de 36 años, disparó cinco alces – en dos días.

Durante 17 años como cazadora, Erika Moberg, madre de dos hijos de Solna, había disparado sólo un alce.

Pero este fin de semana hizo casi limpieza en el bosque.

Erika se encontraba el sábado pasado en su puesto de caza en una ‘calle’ de la línea eléctrica en los profundos bosques de Hälsingland  en Eriknäsbo, a las afueras de Bollnäs.

Eran las 08:30 y la escopeta había sido justo cargada cuando se oyó algo y un alce se acercó.

Pang!.

Erika Moberg había tumbado su segundo alce en la vida.

Pero fue sólo el comienzo.

Ese mismo día tumbó otros tres alces más.

Suena como pura historia de Åsa-Nisse, pero la suerte de caza continuó el domingo, cuando ella disparó por la mañana su quinto alce en tan sólo dos días.

A poca distancia se encontraba sentado su padre Sven-Olov en su puesto de caza. Pudo oír una explosión tras otra del puesto de caza de su hija. […] [aftonbladet.se/nyheter/article7973859.ab

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*