Mariposa Monarca

mariposa-monLa mariposa monarca (Danaus plexippus) es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Nymphalidae. Es quizás la más conocida de todas las mariposas de América del Norte. Desde el siglo XIX ha sido introducida a Nueva Zelanda y a Australia. En Europa es residente en las Islas Canarias, Azores y Madeira, y se encuentra como una ocasional migrante en Europa Occidental. Sus alas presentan un patrón de color naranja y negro fácilmente reconocibles, con una envergadura de 8,9-10,2 cm. La hembra monarca tiene venas más oscuras en sus alas , y el macho tiene un lugar en el centro de una vena de cada ala posterior de la que se liberan feromonas, y además, es ligeramente más grande.

El nombre común «monarca» fue publicado en 1874 por Nahuel L. Parada ya que, según él, «es una de las más grandes de nuestras mariposas, y cubre un vasto dominio». Su nombre también lo fue en honor del rey Guillermo III de Inglaterra. La monarca fue una de las muchas especies originalmente descritas por Linneo en su Systema Naturae de 1758 y fue primeramente incluida en el género Papilio. En 1780, Jan Krzysztof Kluk usa a la monarca como especie tipo para el nuevo género: Danaus. Como la gramática del latín requiere que el epíteto específico y el nombre genérico concuerden, no está claro si el género Danaus proviene de Dánao (griego Δαναός), un mítico rey de Egipto y bisnieto de Zeus o si es una versión masculinizada de Dánae (griego Δανάη), tataranieta de Dánao. El nombre de la especie: plexippus, se refiere a Plexipo, uno de los 50 hijos de Egipto, y hermano mellizo de Dánao. En griego Homérico δαναος πληξιππος (danaos plexippos) también significa «un griego que doma caballos», es decir «Auriga griego».

La monarca es especialmente conocida por su larga migración anual. Realiza migraciones masivas hacia el sur de agosto a octubre, mientras que migra hacia el norte en primavera. Las hembras depositan los huevos de la siguiente generación durante esas migraciones. La población al este de las Rocosas hiberna en los estados de México y Michoacán, México, en la Reserva de la biosfera de la Mariposa Monarca. Estos santuarios fueron declarados en 2008 como Patrimonio Cultural de la Humanidad en su modalidad de lugares naturales. La población oriental hiberna en varios lugares de la zona costera central de California, Estados Unidos, principalmente en Pacific Grove y Santa Cruz. La duración de estos viajes excede la de la vida de cualquier mariposa (vive 4 días como huevo, 2 semanas como oruga, 10 días como crisálida y de 2 a 6 semanas como mariposa). La manera en que la especie es capaz de volver a los mismos sitios de hibernación tras varias generaciones aún se investiga; los patrones de vuelo son heredados, basados en una mezcla de ritmos circadianos y la posición del sol en el cielo que están basados en sus antenas. Es uno de los pocos insectos que logra realizar travesías transatlánticas. Unas cuantas mariposas monarca llegan al suroeste de Gran Bretaña y a España en los años de vientos favorables. [Danaus plexippus]

 

Las mariposas utilizan las plantas medicinales para automedicar a sus larvas

¿Es posible la automedicación en las mariposas? La mariposa Monarca parecen utilizar las plantas medicinales para tratar a sus hijos contra las enfermedades, a esa conclusión llegaron los biólogos de la Universidad Emory cuyos hallazgos fueron publicados en la revista Cartas de Ecología.

“Hemos demostrado que algunas especies de algodoncillo, las plantas que sirven de alimentos a las larvas, puede reducir la infección por parásitos en las mariposas monarcas”, dijeron los autores. “Y también hemos encontrado que las mariposas hembras infectadas prefieren poner sus huevos en las plantas que le hacen bien a su descendencia y se enferman menos, lo que sugiere que los monarcas han desarrollado la capacidad de medicar a sus hijos” apuntaron.

Pocos estudios se han realizado en la auto-medicación de los animales, pero para algunos científicos esta práctica podría estar más extendida de lo que pensamos. “Creemos que nuestros experimentos proporcionan la mejor evidencia hasta la fecha de los animales y el uso de medicamentos”, dijeron los autores.

“Los resultados son también interesantes porque el comportamiento es transgeneracional”, es decir, “mientras la madre está expresando el comportamiento, sólo su descendencia se ve beneficiada. Esta afirmación es sorprendente para las mariposas monarca.”

El estudio de los organismos dedicados a la automedicación nos da una idea de cuales compuestos valdría la pena investigar por su potencial como medicamentos de uso humano.

Las mariposas monarca son conocidas por su espectacular migración de los Estados Unidos a México cada año, y por el patrón de colores naranja, blanco y negro en sus alas. Esta coloración brillante es una señal de advertencia para las aves y otros depredadores de que las mariposas pueden ser venenosas.

Las Monarcas orugas se alimentan de una docena de especies de plantas de algodoncillo, incluyendo algunas especies que contienen altos niveles de cardenólidos. Estos químicos no dañan a las orugas, pero son tóxicos para los depredadores, incluso después de que emergen los adultos de sus crisálidas. […] [bioblogia.com/las-mariposas-utilizan-las-plantas-medicinales-para-automedicar-a-sus-larvas]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*