Desaparecerán 500.000 empleos británicos

  • Los hoteleros de la provincia reciben con preocupación el plan de ajuste en Reino Unido

  • El Gobierno británico pretende ahorrar 95.000 millones de euros y eliminar 500.000 empleos públicos en cuatro años

 Los hoteleros de la Costa Blanca reaccionaron ayer con preocupación tras conocer la aprobación por el Gobierno británico del mayor recorte del gasto público desde la Segunda Guerra Mundial. Entre las medidas se prevé un ahorro de 83.000 millones de libras (95.000 millones de euros), la reducción del déficit del 11% hasta el 3% a lo largo de la legislatura y la eliminación de medio millón de empleos públicos.

Una coyuntura que pueda afectar directamente a los 2 millones de turistas británicos que eligen la provincia para disfrutar de sus vacaciones, sobre todo entre los meses de octubre y junio. Antonio Mayor, presidente de la Asociación Empresarial Hosbec (152 hoteles, 36 complejos de apartamentos turísticos y 11 cámpings) se mostró cauto ante las posibles repercusiones negativas para un sector en el que el turismo inglés es clave. No en vano, el 48% del tráfico aéreo del aeropuerto de El Altet tiene su origen en el Reino Unido. Un descenso de la llegada de turistas ingléses resultaría letal para una actividad que comienza a superar la crisis económica. El temor se centra, sobre todo, en la posibilidad de que la libra esterlina pierda valor sobre el euro.

Mayor señaló, en este sentido, que “lógicamente debemos estar preocupados porque el mercado turístico británicos es esencial para nuestros hoteles y para todo el conjunto de la economía de la provincia dada nuestra especial relación con Gran Bretaña”. Sin embargo, el hotelero benidormí quiso lanzar también un mensaje de esperanza. “La verdad es que los hoteleros de Benidorm hemos superado ya muchas crisis del turismo inglés, soportado los efectos de huelgas durísimas en la minería de Gales y los ingleses han seguido viniendo. Nuestros precios son muy competitivos. Hasta tal punto que en invierno es hasta más barato vivir en un hotel de Benidorm que en Londres por los gastos de calefacción…”, subrayó.
El presidente de Hosbec señaló que “estamos preocupados pero incluso podríamos hasta beneficarnos de los recortes. La cultura de los ingleses por las vacaciones es clara. Aquí nos llega hasta personas que están en el paro por lo que quizá pueda, incluso, beneficiarnos si los ingleses suprimen viajes largos y optan por la Costa Blanca, que está perfectamente conectada con los vuelos de bajo coste”. […]

Entre las medidas anunciadas se incluye la reducción de un 4% en la financiación de la Policía, mientras que se impondrá un gravamen bancario permanente y la edad de jubilación pasará de los 65 a los 66 en 2020. […] [F.J. BENITO /EFE LONDRES/diarioinformacion.com/…plan-ajuste-reino-unido]

Osborne’s austerity cuts will cost middle classes £10,000 a family – as think tank warns it may STILL not be enough

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*