Veranear en la costa saldrá más caro

Las carpas de playa registran la suba más alta

El Colegio de Martilleros de Mar del Plata anunció aumentos, como mínimo, del 10% para alquileres de departamentos y casas en enero. Los pasajes de larga distancia vienen con un incremento del 20%.

Se arman las estructuras de las carpas, se lijan los decks de los balnearios antes de un par de manos de barniz, comienzan a erigirse los chiringos cerca de la orilla. Puertas adentro hay quienes definen el inventario de lo que dejarán en el departamento, mientras hacen algunas mejoras para captar la atención del turista. En estos días aquí se comienza a pensar y a hacer en función del verano. Son los días en que las cámaras empresarias pregonan para sus asociados “la necesidad de ser prudentes a la hora de fijar precios” para que luego no haya sinsabores, y ayer se dieron a conocer los valores sugeridos: aumentos de un 10 por ciento para los alquileres de departamentos y de hasta un 25 por ciento para las carpas. Además del pasaje en micro hacia Pinamar, Gesell y Mar del Plata, que ya registra una suba del 20% con respecto al verano anterior.

Sin anuncios oficiales por ahora, en el resto de la Costa Atlántica se barajan subas similares. Por las dudas, el colegio de Martilleros de Mar del Plata, que ayer reveló sus valores sugeridos, aclaró que “las estimaciones no implican determinación o fijación de valores ya que es una alternativa excluyente que las partes en los contratos de locación fijan de acuerdo con sus pretensiones y posibilidades”. Está claro que se trata del piso: de ahí para arriba.

No los topes, pero la base de precios parece haber quedado fijada: en todos los caos para una quincena de enero, para un departamento de 1 ambiente, para 2 o 3 personas, costará desde $ 1.000; por uno de 2 ambientes, para 3 o 4 personas, se pagará desde $ 1.500 y por un de 3 ambientes, para 5 o 6 personas, desde $ 1.800. Para un chalé de 3 dormitorios bien ubicado se pagará desde $ 2.800.
“Se trata de un buen trabajo que hicieron los operadores inmobiliarios con los propietarios, y el valor, de un 10% de aumento será realmente competitivo para tener una buena temporada”, sostuvo Miguel Angel Donsini, titular del Colegio de Martilleros. Aclaró que el incremento rige también para Mar Chiquita y Miramar.

La calidad, la ubicación y la antigüedad de cada inmueble harán que los valores varíen. “No se puede aplicar la misma lógica para un departamento en Playa Grande con vista al mar, o en alguno que tenga pantalla de plasma o un buen sommier, que para uno en un edificio de 40 años en el centro o en la zona de la vieja terminal de ómnibus”, explicó el agente inmobiliario del centro de la ciudad.

Junto a Donsini estuvo el Secretario de Turismo bonaerense, Ignacio Crotto: “Avalamos y acompañamos los precios sugeridos, todas las ciudades de la costa poseen precios competitivos y accesibles”, dijo el funcionario, que auguró “una muy buena temporada”.

En la arena el incremento será algo mayor este año, ente un 18 y un 25%, según informó la Cámara de Empresarios de Balnearios, restaurantes y Afines (CEBRA). Las tarifas dependerán de la playa elegida y los servicios que preste el balneario. Por ejemplo, se estima que en La Perla, por toda la temporada, una carpa costará $ 4000, en Playa Varese $ 6000 y en Playa Grande o en algunos de los paradores ubicados al sur del faro de Punta Mogotes, de 6.500 hasta los 8500 pesos. El incremento se justifica en la inflación acumulada en el año, se explicó. […] [Por Guillermo Villareal/clarin.com/sociedad/Veranear-costa-saldra-caro]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*