Cura en Gotemburgo detenido por ir de putas

cura

El cura comprador de sexo puede perder el cuello blanco o clerical (o como se llame).

Un sacerdote de la diócesis de Gotemburgo fue detenido por la policía con las manos en la masa cuando compró sexo de una prostituta en un edificio de aparcamiento en Gotemburgo en abril.

“De repente me puse un poco caliente. Por supuesto que he hecho mal”, dijo en el interrogatorio con la policía según Metro Göteborg.

El cura ha reconocido y deberá pagar una multa de 12 500 coronas.

Además, corre riesgo de tener que renunciar a ser cura.

La autoridad Domkapitlet revisará el caso y el resultado podrá ser un recordatorio, libertad condicional o que se le prive de su título sacerdotal. [nyhetskanalen.se/1.1820101/2010/09/20/sexkopande_prast_kan_forlora_kragen]

(Se fue a la calle de putas en Gotemburgo,‘cogió’ una puta y se fue con ella en el coche a un edificio de parking. La policía lo siguió y cuando estaba a punto de ‘entrar en acción’, con el condón en la mano, la policía lo detuvo, escribe metro.se en su edición impresa de ayer bajo el titular “Känd präst i Göteborg köpte sex”, que traducido significa: “Cura conocido en Gotemburgo compró sexo”).

En Suecia, para el que no lo sepa, está prohibido comprar servicios sexuales desde el 1 de enero de 1999, con apoyo de la ley llamada Sexköpslagen.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*