El lujo balear, el preferido por las fortunas del norte de Europa

  • Los escandinavos son, junto a los alemanes, los clientes estrella de las islas

  • Este año esperamos un crecimiento del 35% al 50% respecto al 2009

lujoCada verano grandes fortunas españolas e internacionales eligen las Islas Baleares para pasar sus días de vacaciones. Al mercado inmobiliario del archipiélago no le ha quedado otra opción que la de adaptarse para estar a la altura de este turismo. Y lo ha hecho a conciencia, convirtiéndose en uno de los más exclusivos de todo el territorio nacional. Los empresarios del norte de Europa son los clientes ‘estrella’ en esta zona de España en la que se pueden encontrar viviendas de hasta 40 millones de euros, aunque abundan las que no superan los 10 millones. Ibiza y Mallorca se revelan como dos submercados con personalidad propia. [Ver álbum]

“El comprador de estas viviendas es una persona que busca un estilo de vida definido, toma la decisión en base a las necesidades de su familia y también tiene en cuenta el uso que hará de la misma con sus amistades y relaciones”, dice Carlos Noguera, gerente de Meridiana Inmobiliaria, que centra su actividad en Ibiza.

El producto preferido por estos clientes no tiene un perfil claro. “Los áticos modernos con vistas al mar y los chalets unifamiliares con buenas calidades son lo más demandado”, dice Kai Dost, Director General de la inmobiliaria Kühn & Partner, con presencia en todas las islas.

Pese a ser, en gran parte, un mercado restringido a patrimonios holgados, la crisis también ha dejado su huella en Baleares. “En 2008 y 2009 cayeron las ventas más del 50%, sin embargo en 2010 esperamos un crecimiento del 35 al 50% respecto al 2009”, informa Dost. Además, como al sector inmobiliario en general, también le afecta que el grifo del crédito de los bancos esté cerrado a cal y canto. “Gran parte de las ventas potenciales no se realizan por falta de financiación. Se ven afectadas ventas de casi toda la gama de precios”, continúa.

El perfil del comprador no es único en todo el archipiélago. Coincide su lugar de origen, mayoritariamente los países del norte de Europa, pero difiere el rango de edad. “El cliente habitual de nuestra inmobiliaria es el matrimonio de empresarios alemanes, escandinavos e ingleses de entre 50 y 60 años”, dice Kai Dost, aunque este mercado también tiene hueco para “el cliente joven, de entre 30 y 50 años de edad, de nacionalidad inglesa, holandesa, suiza y alemana y que se decide por villas de estilo moderno o minimalistas en Ibiza”, sostiene Noguera. Esos agentes se enfrentan al reto de captar un cliente internacional cada vez más informado y muy dinánimo.

SU VIVIENDA muestra en esta ocasión tres viviendas con las características más demandadas por los clientes del mercado balear: vistas increíbles al Mediterráneo, diseño moderno y, sobre todo, privacidad. […] [elmundo.es/elmundo/2010/08/27/suvivienda]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*