Miles de cubanos están llegando a Ecuador

cubaAsí como hay cubanos estimados por la calidad de su trabajo, hay otros que se han visto vinculados con delincuencia y prostitución.

Marta encontró en el libre ingreso al Ecuador una fuente de trabajo que le permitió ganar cerca de cuatro mil dólares durante el 2009.

Nacida en La Habana hace 32 años, por primera vez logró salir de su país a fines del 2008 gracias a una carta de invitación que “le consiguieron” unos amigos.

Ha regresado tres  veces a este país para llevar ropa, cosméticos y medicinas a Cuba y formó una “red de abastecimiento por comisión” gracias a la masiva movilidad de isleños que se registra en Ecuador desde junio del 2008, luego de que el presidente Rafael Correa decretó que los ciudadanos de cualquier nacionalidad podrán ingresar al Ecuador sin necesidad de visa.

Esto no pasaría de ser una anécdota si no es porque como ella, miles de cubanos están llegando año a año al Ecuador y se les ve por todas partes. Algunos han logrado ubicarse como meseros, vendedores, comercios o  en talleres  de bicicletas. Pero ya hay quien piensa que los recientes problemas de seguridad tienen que ver en parte con la llegada de los cubanos.

Según datos oficiales entregados a EL TIEMPO, desde el 2006 hasta fines de junio del 2010 han ingresado al Ecuador 59.266 cubanos, de los cuales 7.766 no registran salida, luego de los 90 días de permanencia legal como turistas. Durante el 2009, el flujo de isleños fue de 27.114 que llegaron y 23.147 que salieron. Mientras que en lo que va corrido de este año han ingresado 13.283 cubanos y salido 10.759.

“Son muy hábiles y trabajadores”, afirma Marco Logroño, jefe de Iván, un cubano de 24 años, graduado como técnico agropecuario y que, ahora en Quito, se esmera en la limpieza de un almacén, trabajo por el que recibe 220 dólares mensuales.

Pero también hay quienes opinan lo contrario. “Son unos abusivos y prepotentes”, comentó un taxista, mientras Katty Cueva reclama por los escándalos y peleas que provocan las dominicales fiestas cubanas en una discoteca de la calle Iñaquito.

A portarse bien

La propia Asociación de Cubanos Residentes en Ecuador (Acure), mediante un comunicado, exigió un mejor comportamiento a sus coterráneos.  “Hay que evitar convertirnos en una comunidad vulnerable por el comportamiento fuera de lugar (…) y por ilegalidades y delitos que las autoridades ecuatorianas persiguen y sancionan”.

Lo que preocupa es que la presencia cubana está dejando un rastro delictivo. El propio canciller Ricardo Patiño reconoció la formación de “una red de corrupción” para naturalizar a cubanos  a través de documentos falsificados y adulterados.

cuba-ecuadorMuchos ecuatorianos han cobrado hasta 2.000 dólares por extender cartas de invitación a cubanos. Otros humildes ciudadanos han recibido entre 500 y 1.500 dólares por contraer matrimonio con deslumbrantes cubanas o fornidos cubanos, de los cuales se divorcian seis meses después.

El tema ha escalado tanto que 199 nacionalizaciones logradas a través de estos matrimonios serán anuladas, al igual que decenas de cédulas de identidad entregadas fraudulentamente a cubanos, informó el Canciller.

Acusaciones de robo, prostitución, venta de drogas y otras graves denuncias, también vinculan a cubanos.

Una quiteña denunció a la cadena Teleamazonas que tras relacionarse con un cubano, fue drogada y retenida en su apartamento por casi dos meses.  Fue víctima de abusos y obligada a firmar documentos para constituir dos empresas de viajes, según el reporte noticioso.

El catedrático de la Flacso, Alexey Páez, fue golpeado por un grupo de “acento caribeño”,  supuestamente,  por resistirse a desalojar su apartamento, que ellos querían ocupar, ubicado  en el sector de La Mariscal, cerca de la ‘zona rosa’ de Quito.

El analista militar Patricio Haro considera que el intento de ocupación de la Mariscal  y otros puntos del centro-norte de Quito es porque estas son “zonas estratégicas que han conformado  una semiluna para controlar y facilitar su movilización”,  pero no descarta que sea para logística de hechos delincuenciales. […] [eltiempo.com/Miles de cubanos están llegando a Ecuador]

One Comment

  1. Soy un cubano fiel lector de la prensa escrita y digital Ecuatoriana. Hace ya más de diez días que se anunció con mucha satisfacción la captura de unos 150 indocumentados en el país y días después la inminente deportación de 29 cubanos. Las leyes deben ser cumplidas.

    Lo que aún no he podido leer ni una sola línea donde ni tan siquiera se especule con la disminución de la delincuencia en el país, no ha dejado de trabajar ningún niño en la calle ni han aumentado los empleos para los nacionales.

    En un programa de Radio Quito, la voz de la capital (Con: Alexis Páez, los coroneles Patricio Haro y Mario Pasmiño, además de Gonzalo Ruiz Alvares; se reusó a participar el representante de la embajada cubana Michel Ravelo) he escuchado la mayor cantidad de tonterías (estoy siendo MUY benévolo) desacertadas de la realidad cubana, aseveradas con una increíble convicción que asombraría al mismísimo Castro. Estos señores en la radio llegaron hasta demostrar sentimientos de inferioridad con el físico característico de los caribeños. Señores, puedo darles miles de ejemplos para demostrarles que el ecuatoriano es tan valioso como otra persona de cualquier nacionalidad, bájense de sus buenos carros y caminen junto a sus paisanos, verán la grandeza de estas personas “simples”.
    Si van a castigar a todos los políticos corruptos que han permitido esta inmigración por diferentes vías, más vale que piensen graduar pronto a miles de estudiantes de la universidad de derecho. Ningún notario, funcionario o ministro ha sido engañado, sino bien pagado. Y del fiscal general no hablo, pregúntenle al guarda espaldas de su esposa.
    —————————————————————————————————–
    Carta abierta al Señor Presidente Rafael Correa

    Buenos días, señor presidente.

    Permítame omitir mi nombre porque no es relevante. Basta con decir que soy un cubano “turista” en su país. En mi tierra natal fui militante comunista de corazón, ese mismo que la revolución me partió en dos y no cesa de traicionarme. No sé desde cuando conoce nuestra historia, pero puedo asegurarle que la prensa cubana es especialista en criticar el mundo entero y esconder la realidad nacional. Yo he vivido lo suficiente en ese país como para hablar con propiedad y aportar datos verídicos. Los detalles en esta cuestión tampoco son relevantes en el propósito de esta carta.

    Para que un cubano común llegue a este país necesita no menos de 3000 usd, y estamos hablando de solo llegar al aeropuerto. Recuerde usted que el salario medio del país es de unos 17 usd al mes, el gobierno proporciona una canasta básica de alimentos que no alcanza para una semana y la economía doméstica se basa realmente en el mercado negro interno. Para empeorar las cosas, los precios son mas altos (el triple en algunos casos) que los del Ecuador. No pretendo que usted resuelva ni se inmiscuya en los problemas de Cuba, el problema que me motiva a escribirle es en Ecuador. Creo que es mi deber proporcionarle otro punto de vista a los hechos.

    Desde que comenzó la emigración masiva hacia este país, se ha inyectado capital a las rentas, comida, telefonía, internet y aeropuerto. Ipiales dobló los precios y aumentó las ventas en un 40 %. Tame aumentó 50 usd en sus precios y ya no vuela con asientos vacios. La lista es larga, pero usted es economista, así que no pretendo leccinarlo. Estoy seguro que usted sabe todos estos datos y muchos más. Un dato es muy importante: han venido cubanos buenos y malos, pero ninguno trajo en su maleta las rejas de las casas, las tantas compañías de seguridad y la alta delincuencia del país, esos ya estaban aquí.

    No abundan los cubanos que puedan viajar a ningún país como turista, me atrevería a decir que no pasan de 100. Me atrevería también a opinar que ese dato es del conocimiento de la administración actual de Ecuador. La historia demuestra que los cubanos están dispuestos a emigrar para cualquier parte, solo necesitan que alguien les de la oportunidad. Aún así su aministración ha permitido y fomentado el éxodo, han cobrado en su embajada en La Habana, en EUROS, la legalización de documentación con destino explicito en este país (nunca hablaron de caducidad de esos documentos a la hora de cobrar el servicio, ni tan siquiera lo han impreso en ninguno de los murales de la sede). Son varios los cientos de cubanos que han sido estafados por abogados inescrupulosos de aquí. En conclusión, le hemos pagado al gobierno ecuatoriano centavo a centavo todas nuestras actividades y el gobierno nos ha cobrado consciente de nuestros fines.

    Al nivel que han llegado las cosas, ya no son pocos los comienzan a saltar fronteras para buscar una solución legal en otras tierras. Creo que eso no está bien, creo que otros países no deben cargar con este problema. Es mi opinión que el gobierno actual es responsable directo y activo. Ya muchos cubanos se endeudaron, vendieron posesiones, son mantenidos por familiares desde otros países o trabajan ilegal con bajísimos salarios. Usted nos brindó su mano en Cuba y ahora nos deja dependiendo de nuevas y cada vez más endurecidas leyes. No lo creo ético ni correcto después que nos hemos apostado todo lo que teníamos.

    Revise usted cuantos miles de sus paisanos se encuentran en estos momentos en otras tierras en igual situación, cuantos se han casado con cuban@s en USA para legalizar su status. Recuerdo en estos momentos un viejo refrán: no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti.

    Le pido mis más honestas disculpas si se siente ofendido de alguna manera por mis palabras, que sirvan las disculpas por igual al pueblo ecuatoriano. No es mi intención ofender, pero debemos solucionar este problema urgentemente con las menores afectaciones posibles a todas las partes. Unámonos como hermanos. Este es un gran país que nos puede ayudar.

    Mis respetos para usted y cada uno de los ecuatorianos, un cubano.

    Ecuatoriano común, no te dejes engañar. Algunos cubanos son malos y otros buenos, pero en este país hay retos legales y humanos más grandes como sacar a todos los niños de las calles. Los políticos ecuatorianos están haciendo campaña con el tema más fácil, eludiendo su responsabilidad con el pueblo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*