Mel Gibson juega con el filo de la guillotina

melLa carrera del actor y director corre el riesgo de desplomarse, gracias a los problemas en los que se ha visto envuelto. El actor es investigado por violencia doméstica y es acusado de emitir declaraciones racistas, en tres grabaciones que se filtraron en la web.

“Mi carrera se ha acabado; no tengo amigos”. Es una confesión telefónica que, aparentemente, pertenece al laureado director de cine, y que es solo una de las piezas del rompecabezas de autodestrucción que él solo se armó.

Desde hace tres semanas, la voz del actor está dándole la vuelta al mundo por medio de la web. El sitio Radar Online ha filtrado supuestas conversaciones, en las que el artista despotrica en contra de su exnovia y madre de su hija, la cantante rusa Oksana Grigorieva, y en contra de los afroamericanos y de los latinos.

Hasta el momento, el actor no se ha querido referir al tema, pero las tres grabaciones han tenido el suficiente alcance como para comenzar a hacer mella en la carrera del astro de Hollywood.

Mientras los expertos en cine y la prensa estadounidense se cuestionan si será bueno que, por ahora, Gibson le dé un respiro a su carrera, corre la noticia de que el laureado actor se quedó sin representante.

En medio de eso, el artista afronta una investigación a raíz de la acusación por violencia doméstica que interpuso Grigorieva. Ella sostiene que el famoso la golpeo por lo menos en dos ocasiones, al punto de arrancarle los dientes.

Por esta razón, la Policía de Los Ángeles investiga una grabación de una pelea entre el famoso de 54 años y su exnovia en la que él reconoce haberla golpeado.

Citando declaraciones del portavoz del sheriff Steve Whitmore, la agencia de noticias AP publica que en la grabación se escucha a una mujer que se queja por haber sido golpeada en la cara, mientras tenía a su hija en brazos, a lo cual una voz masculina (que sería la de Gibson) responde que “se lo merecía”.

La Policía dijo que las investigaciones en torno al ganador de un Óscar, a mejor director por Corazón valiente, se extenderán por semanas.

Insultos. En tres de una docena de conversaciones que la rusa habría facilitado a Radar Online, se escucha cómo, aparentemente, el actor la agrede psicológicamente.

“Eres una idiota mentalmente necesitada. Eres una maldita (…) Yo soy tu dueño”, son de las declaraciones que se le adjudican a Gibson en las grabaciones.

Racista. En la primera grabación que se había difundido, el actor habría dicho a su expareja que si la violaba una pandilla de negros iba a ser su culpa, por su sugerente forma de vestir, lo que hizo eco por sus insultos raciales.

En esas conversaciones, también se ha referido de forma peyorativa de los latinos, al llamarlos “espaldas mojadas”. Ese término se refiere a las personas que cruzaban nadando el Río Grande, desde México, para entrar ilegalmente a los Estados Unidos.

El insulto surgió de una de las tantas peleas que sostuvo con la expareja y en la que el actor le prohíbe a la cantante que su empleada doméstica trabaje para ella.

“La voy a despedir si ella va a tu casa. Le voy a decir que está despedida. La voy a reportar a la gente de (m…) que toman el maldito dinero de los espalda mojada ¿ok?”, se escucha pronunciar, aparentemente, al director de La Pasión de Cristo.

Esas palabras han calado hondo entre la prensa y el público, debido a que, en el 2006, el actor había emitido declaraciones antisemitas, cuando fue capturado por conducir bajo los efectos del alcohol.

Además, en el 2004, se ganó el enojo de los judíos quienes consideraban que un pasaje de La Pasión de Cristo era antisemita.

Caída. A raíz del escándalo con las grabaciones, la agencia WME dirigida por Ari Emanuel, uno de los hombres más influyentes de Hollywood, decidió renunciar a representar al actor, publica en un reportaje el diario español El País.

En medio de eso, el artista sufrió la pérdida de su agente de representación de años, Ed Limato, quien murió a principios de este mes.

Steven Zeitchik, uno de los blogueros del periódico estadounidense Los Angeles Times, publicó una fulminante columna donde deseaba suerte a cualquier estudio que se atreviera a respaldar los trabajos cinematográficos de Mel Gibson, tras sus últimos escándalos.

Zeitchik recuerda que en los últimos ocho años el actor solo ha hecho una película: Al límite la cual, en su opinión, fue un fracaso.

Además se refiere a Icon, la productora del artista, como una firma que lleva una década realizando filmes poco exitosos, a excepción de Apocalypto.

Actualmente, Gibson gesta dos producciones cinematográficas. La más encaminada es The Beaver, un filme independiente en el que el actor espera por su financiamiento. En la cola por presupuesto para su realización también está How I Spent my Summer Vacation.

Empero, los expertos ven difícil que el dinero llegue, debido a los sucesos de las últimas semanas.

En su reportaje, El País cita que han sido pocas las resurrecciones de artistas de peso en la meca del cine, luego de caer en escándalos tan sonados. Excepciones han sido los actores John Travolta o Mickey Rourke, quienes han logrado sortear con éxito sus excesos.

Sin embargo, en el caso de Gibson, por sus antecedentes de racismo y por tener un carácter tan explosivo, el diario estima que es difícil su redención. […] [Ana Yancy Flores M./ Mel Gibson juega con el filo de la guillotina/nacion.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*