“Almagro es una manzana podrida” (Rötägg)

almagro2Durante la final del Swedish Open del domingo pudimos ver el viejo Robin Soderling – ¡desgraciadamente!

Recibió puntos de penalización después de su segundo brote de ira y aparentó ser un mal perdedor.

Pero sólo alguien que no conoce la historia que hay detrás condena la conducta del quinto en el mundo.

Yo mismo no lo hago a pesar de que Robin en su discurso de agradecimiento evitó felicitar a Nicolás Almagro. Tal es la norma, pero Robin no dirigió ni una sola sílaba a su superior.

La pérdida de la final fue una de las más pesadas de Robin y la voz no le siguió cuando agradeció a todos los que lo apoyaron durante la semana.

Pero no era apenas el que jugaba en casa, o el que había una victoria del año pasado para defender lo que hizo la pérdida tan amarga.

La principal razón estaba de pie junto a él con un tazón de vidrio y el cheque del primer premio. Robin no quería en la conferencia de prensa después responder a mi pregunta acerca de si Almagro está en la lista de jugadores que él más odia perder y la falta de respuesta puede ser respuesta suficiente.

El español es un ‘rotägg’ (manzana podrida) que con métodos antideportivos juega con la psique (se burla) de muchos de sus oponentes.

Cuando los dos se encontraron la primavera pasada en Madrid, Almagro trató de golpear al sueco con una bola durante el calentamiento y con el apoyo del público de casa, el español de actuó en conjunto de una manera que no merece respeto.

Así ha sido en varios de sus cinco encuentros anteriores.

Bueno, Robin Soderling está lejos de ser un buen niño que acaba de recibir la Confirmación, pero que como él, ponerse cabreado del todo y tener brotes de ira no tiene que ver lo mínimo con antideportividad.

Los 7 000 espectadores de la pista central vieron al español ganar su primer título en Båstad y su primer título del año después de una final buena en el que los sentimientos de los jugadores comenzaron a calentarse a principios del segundo set.

El preludio fue que Almagro, después de alcanzar la pelota de dejada, la lanzó violentamente contra Robin que cerró el puño e hizo señal de júbilo contra el español cuando este lanzó la pelota fuera de raya, lo que dio al favorito de casa un ‘break’. 

Después de eso se intercambiaron muchas miradas furiosas y gestos y el español no sólo tentó a Robin, sino que también al juez y a la paciencia del público al poner en cuestión por lo menos un par de fallos por ‘game’.

El español ‘24-añero’ mantuvo su cabeza más fresca que el antagonista un año más viejo que él, que recibió su primera advertencia cuando, después de haber perdido el primer set, lanzó su raqueta y rebotó con tanta fuerza en el camino que el marco se agrietó.

Exactamente lo mismo ocurrió cuando Robin no pudo quebrarle el saque al final del tercer set, pero la diferencia era que a él se quitó el primer punto cuando sacaba el servicio con 5-2 en desventaja.

La final – 7-5, 3-6, 6-2 – fue memorable porque fue bien jugada, pero también precisamente porque tenía los ingredientes que a menudo se echan de menos en el tenis y que por eso se convirtió en un condimento extra.

Que Nicolás Almagro en su discurso de agradecimiento felicitó a Robin por una gran temporada y le deseó buena suerte en el futuro se puede entender naturalmente como deportividad.

Pero los que conocen la historia oyeron sólo palabras vacías. [svd.se“Nicolas Almagro är ett rötägg”]

“Rotägg”: Person som bär sig oerhört dumt och/eller dåligt åt/”svart får”.

(Persona que se comporta de forma muy estúpida y/o mala/”oveja negra”.)

Ett ruttet ägg fördärvar hela kakan. (Ett rötägg, en dålig kamrat kan fördärva en hel kamratkrets).

Un huevo podrido estropea todo el pastel.

(Una manzana podridaun mal amigo puede arruinar todo un grupo de compañeros)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*