‘La monarquía es un pequeño circo que tiene abierto todo el año’

La boda es un pseudoevento

anetteAnnette Kullenberg , inveterada republicana, ha blogueado la última semana sobre la boda. En su blog de Expressen, ha ironizado sobre la no-virginidad de las novias, la entrega de la novia del rey Carl XVI Gustaf y constatado que “la monarquía es un pequeño circo, que tiene abierto todo el año.”
– La boda es un pseudoevento. De ‘mareo monárquico’ no se puede hablar. Los medios de comunicación han bombardeado a la gente sobre la boda y entonces no pueden dejar de opinar algo. Pero un mareo? No.
Ella me mira sospechosamente. El sol de la tarde aprieta y ella está ahora, después de una cena casi terminada en un restaurante en Söder, lista para responder a mis preguntas. Mi intento de empezar a entrevistarla a la espera de la comida ordenada hizo que sus ojos se estrechäran y el sol se pasara a nubes. Ese tipo de eficiencia sueca le desagrada.
Creo que la boda fue el comienzo de la abolición de la monarquía, dice y saca un soplo de su cigarrillo. Los comentarios de la gente común son, por supuesto:
El rey debería pagar por la boda él mismo. Nosotros tuvimos que hacerlo!” Los suecos hablan mucho sobre el dinero; lo que cuestan las cosas. Basta con mirar al debate electoral. ¿De qué trata? Impuestos! ¿A dónde se fueron futuro y el Tercer Mundo?
Ella sigue sin inhalación notable:
– … y así esto con Svanberg. Siento que hay una agresión sueca en la gente que antes no existía. Una cólera inherente y ahora Carl-Henric Svanberg va a ser representante de esa ira. Svanberg ha competido con la cobertura de la boda, ella lo dice firmemente.
Pero no es la Copa del Mundo que compite con la boda?
– No la Copa del Mundo es una forma de relajación. La boda fue tan complicada: los vestidos, los remadores, la lista de invitados, los menús de la fiesta, un mosaico de problemas absurdos. La Copa del Mundo se sabe que hay un juez y exactamente cuántos jugadores forman parte de un equipo.
Annette Kullenberg suele estar a menudo en desacuerdo. Ella no se anda con rodeos cuando da vuelta a la perspectiva o ha visto algo que nosotros nos hayamos perdido. Sus observaciones son agudas y el lápiz afilado, en contraste con la firme caprichosa como algunos piensan que ella transmite.

Annette Kullenberg ha escrito dos libros acerca de la ‘clase alta’ y varias veces criticado  la familia real y la monarquía. Ella está más que familiarizada con el tema, ya que creció en una familia de clase burguesa alta. Su padre era presidente de las asociación de comerciantes de Suecia, un firme conservador y presidente de la Comisión para la celebración del 90 aniversario de Gustaf V. La madre era liberal. 

– Mi padre tenía una profunda reverencia por el rey. El 6 de junio se iba al estadio donde el rey distribuía banderas y se celebraba el Día Nacional. Recuerdo cuando nuestro actual rey nació. Entonces se reunían los realistas en el jardín del Ayuntamiento y yo estaba con mi padre y agarraba de su mano. Todos esperaban que se lanzaran 20 o 21 disparos en señal de saludo. 20 por una princesa, 21 años por un príncipe. Era increíblemente emocionante, Sibylla había dado a luz a cuatro hijas, la monarquía ahora se salvaría? Después de que los 21 cañonazos hubiesen sido disparados los realistas estaban eufóricos. Ese realismo ya no existe, dice Annette Kullenberg.

Luego explica que ella fue reprendida por la madre de su compañera porque ella unos años más tarde llevaba una capa roja cuando el rey Gustavo V había muerto. Era el año 1950, ella tenía 11 años. Un manto rojo, cuando el rey había muerto. No era justo.

Cuando ella como joven periodista llegó a Svenska Dagbladet a principios de los 60’s estaba includa la cobertura de la corte en el trabajo. Consistía en que dos periodistas y un fotógrafo entrevistaran a jóvenes damas de la nobleza  que iban a ser introducidas en la corte. Las entrevistas se hicieron en una fiesta tradicional de té en el palacio.

– Entonces había que llevar un sombrero y yo conseguí que Svenska Dagbladet pagara nuestros sombreros. Tuve el mismo sombrero durante años.

‘Resurrección de la Bóveda’  llamaban los periodistas a otra misión. Entonces estaban en el castillo, en la bóveda, y escribían los nombres de aquellos que venían a las cenas del rey. Una misión realista absurda.

Annette Kullenberg también ha escrito sobre las bodas de las hermanas del rey, excepto la Princesa Christina. Y cuando Constantino II de Grecia se casó con la princesa danesa Anne-Marie en 1964, voló a Atenas para informar desde el lugar.

– Así que si hay alguien que ha currado por la realeza de Europa ¡soy yo! , exclama y toma un último bocado del plato.

La diferencia entre sus escritos sobre la familia real entonces y ahora es bastante impresionante. Tomemos por ejemplo su afirmación en una columna en Aftonbladet en 2002 que la princesa Madeleine tenía problemas con el alcohol. La dirección del periódico entró y cambió en la crónica, lo que dio lugar a que Annette Kullenberg terminara de trabajar para el periódico.

– Pero el diario Svenska Dagbladet de entonces no es el Svenska Dagbladet de hoy, constata ella irritada. Yo era un reportera estrella en ciernes, me quedé en el periódico sueco Svenska Dagbladet durante cinco años y luego me mudé a la revista Veckojournalen. Es aun así divertido el haber pasado por eso, pero es prehistoria.

Ningún lector de las crónicas de Annette Kullenberg duda hoy a qué facción pertenece. Durante un tiempo, estuvo también en la asociación republicana, pero salió.

– Sólo hay diputados del parlamento que desean marcarse en el tema, dice ella y extrae el texto sobre la inmoralidad de su presidente, Peter Althin, como demócrata cristiano, por lo que no preserva los valores tradicionales del partido: la familia y la familia real.
 
Tú quieres la abolición de la monarquía, cuándo y cómo sucederá esto? 
 
– Conseguir que la gente se de cuenta de que la monarquía está obsoleta lo hace la familia real en sí. Ahora viaja la pareja de luna de miel y entonces va el pueblo sueco a ir de vacaciones y la apatía de ‘midsommar’ con gran cantidad de ‘disparos’. Esto crea un sentimiento de ya-estoy-lleno como el día después de Navidad.
 
Esta boda … Fue la última vez que ocurrió. Los Bernadotte suelen estar largo tiempo, o sea que Victoria no será Reina hasta que ella tenga 60 y ella vivirá hasta que tenga 90 años. ¿Te imaginas que todavía tengamos monarquía, entonces? No, dice Annette Kullenberg.

Que Daniel Westling se haya convertido en príncipe piensa que está bien. Si Napoleón podía elegir un hombre común de la gente y “elevarlo” a él, el rey también puede.

– Sí, dale un título de príncipe! ¿Qué hay de malo en eso? Qué más da, si esto es después de todo un gran baile de máscaras.

¿Has entrevistado a alguno de la familia real alguna vez?

– Sí, a la reina Silvia, en Barcelona, en los Juegos Paralímpicos. Fue una entrevista normal, pero después de eso he escrito artículos duros como piedras sobre la familia real.

¿Quisieras entrevistar a alguno de ellos?

– No, no hago entrevistas. No tiene sentido, están tan entrenados con los medios de comunicación. No dicen nada. Ese tipo de entrevistas son… . Pero a Maradona si podría imaginarme en entrevistarlo porque no le importa lo que dice, pero siempre encuentra su propia manera de expresar sus chistes, sus insultos.

– Mucho de lo que se ha escrito sobre el matrimonio y la monarquía han sido demasiado tedioso.

Annette Kullenberg ve como su tarea periodística analizar lo que realmente está sucediendo, y no hipocrizar.

Muchos están enojados por lo que escribes. Muy enojados. ¿Cómo es recibir la ira?

– Esta de ser famosa es muy duro. He sido agredida físicamente al aire libre y soy por eso bastante miedosa. Nunca cojo el Metro. Pero algunos sólo quieren hablar de lo que escribo. Es inusual que nadie se haya acercado  ahora mientras estamos aquí sentados.

Ella pide un café más. Han transcurrido tres horas desde que nos sentamos y ella estira los ojos y me dice que ella realmente se ha perdido el partido sel Mundial de España contra Suiza. En la calle está su taxi y espera. [dn.se/“En pseudohändelse”]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*