Bariloche en llanto

Bariloche: Enterraron a las víctimas de la represión y mudan la comisaría

Télam Bariloche 19/06/2010 - Se vivieron momentos de intenso dolor en el entierro de Diego Bonefoi (15), baleado en la cabeza por un cabo de la Comisaría 28 hace dos días. Foto: Alejandra Bartoliche/Télam/clLa decisión frenó la furia: para muchos vecinos es un símbolo de la violencia policial.

ADIOS. RODEADO DE AMIGOS Y FAMILIARES, TOMANDOSE LAS MANOS Y AGACHADO SOBRE EL ATAUD DE SU HIJO DIEGO, SANDRO BONNEFOI LE HABLO HASTA QUE LA TIERRA LO CUBRIO POR COMPLETO.

Los cuerpos de Diego Bonnefoi (15) y Nicolás Carrasco (16), los dos menores asesinados en el barrio Boris Furman fueron enterrados en el cementerio Municipal de Bariloche.

Después de dos días de enfrentamientos, ayer fue el primer día de silencio y de tregua en la ciudad . Las autoridades relevaron a los policías que habían ocupado las calles del barrio y anunciaron el traslado de la comisaría 28 –epicentro del conflicto–, como parte de una “respuesta simbólica” a la brutal represión.

El cementerio municipal está a dos cuadras, cerro arriba, de la polémica comisaría. Es un extenso parque que cruzan líneas de pinos altísimos, con la cordillera de fondo. La mayoría de las tumbas son túmulos de tierra, rematados con pequeñas cruces de madera, sobre los que muchos plantan flores. Alrededor de las 11 de la mañana, llegó el cortejo de Nicolás Carrasco y durante una hora hubo silencio, sólo interrumpido por llantos y por los golpes de las palas en la tierra.

barilo

Media hora después y sólo a una tumba de distancia fue enterrado Diego Alexander Bonnefoi –así, completo, fue escrito su nombre en el coche fúnebre– , el chico cuya muerte desató la furia en el barrio Furman y los enfrentamientos con la policía. Sergio Cárdenas, el hombre de 28 años que también murió de un balazo ya había sido enterrado el viernes Fue justo en la media hora que transcurrió entre los dos entierros, cuando la secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Río Negro, Gladis Cofre, entró a la comisaría 28.

Allí, donde sólo quedaban unos 30 policías del comando antidisturbios que ayer por primera vez desde que empezó el conflicto no se mostraron por las calles del barrio, la esperaban el comisario mayor Edgardo Pérez (director de seguridad de la provincia) y el comisario mayor Luis Salinas (subjefe de la policía provincial). “A corto plazo –explicó Cofré– garantizaremos los pedidos para que acá solamente queden algunos agentes de la guardia. Luego, la comisaría se va a trasladar a otro lugar, algún sitio consensuado con los familiares de las víctimas. Tiene, sobre todo, un significado simbólico”. […] [Por Juan Manuel Bordón/clarin.com.ar/Bariloche en llanto]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*