Descubren el eslabón perdido

mon6Descubren en Sudáfrica especie humana desconocida 

Dos esqueletos sensacionalmente bien conservados han sido descubiertos en Sudáfrica. Australopithecus sediba, que vivió hace casi dos millones de años tenía largos brazos de mono pero el tiempo mismo, largas piernas y caderas similares a las nuestras. Se considera que el descubrimiento llena un vacío de conocimientos sobre el desarrollo humano.

Porque entre 1,78 y 1,95 millones de años atrás murieron dos de nuestros antepasados cuando cayeron en una profunda cueva. Uno era un muchacho, 10-13 años, el otro una mujer de más de 25 años. Ambos eran para su tiempo grandes: 130-140 centímetros de largo.

La caída acabó en el suelo de la cueva de unos 50 metros de profundidad. Después de unos días fueron cubiertos por una inundación subterránea causada por el agua de la lluvia y enterrados en un rápido cemento  solidificado que protegió los cuerpos de ser atacados por animales carroñeros.

Tras el sensacional descubrimiento, que se publica en la revista Science, están un grupo de investigadores dirigido por el Dr. Lee Berger en la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo.

-Los resultados contribuirán enormemente a nuestra comprensión de lo sucedido en ese tiempo. Mientras que hasta ahora sólo habíamos visto fragmentos óseos de otras especies tenemos aquí dos esqueletos de una calidad sin precedentes, explica Lee Berger.

Los científicos creen que los dos murieron al mismo tiempo y que probablemente se conocían entre sí. Los huesos están tan bien conservados que se pueden analizar las proteínas y el ADN.

-Hemos llegado a pensar que pueden ser madre e hijo.

El descubrimiento ocurrió en una zona al noreste de Pretoria, donde se han efectuado un número significativo de resultados de la infancia de los humanos. A través de Google Earth localizó Lee Berger 500 cuevas hasta entonces desconocidas, y en una de estas se llevó a cabo el primer descubrimiento, una clavícula descubierta por su hijo de 9 años de edad, Matthew.

Los dos esqueletos se encuentran en buenas condiciones, con un cráneo casi completo, fragmentos de mandíbula, caderas, brazos, piernas y articulaciones.

Esta especie es probablemente el sucesor directo de nuestros predecesores más parecidos a los simios Australopithecus africanus, y un precursor potencial del Homo erectus, que caminaba erguido y tenía mayor cuerpo y cerebro.

Sediba tenía largos brazos de mono y podía subir seguramente a los árboles. Al mismo tiempo tenía la especie por primera vez piernas largas que recuerdan a las nuestras. Podían caminar y correr eficientemente sobre dos piernas.

Justamente los brazos y el todavía pequeño cerebro contribuyeron a que la especie se clasificara en el grupo Australopithecus, y no en el grupo Homo más moderno.

-Si vieras un Sediba delante de ti sería la cabeza pequeña, pero más parecida a nuestra cara plana que a una cara de mono, dice Lee Berger.

Sediba se asemeja al hombre moderno también en que hombres y mujeres parecen haber sido casi iguales de tamaño, lo que se considera fomenta el desarrollo social. [www.svd.se/nyheter/inrikes/okand-manniskoart-upptackt_4540565.svd]

Human evolutionAustralopithecus africanuslink.brightcove.com/services/player/bcpid1559540561?bctid=76639830001www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-1264538/Sediba-missing-link-say-scientists.html – Found: ‘Missing link’ that fills the gap between apes and Man

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*