Ayuda para adictos al sexo en Internet

ADICCPronto ofrecerán a adictos al sexo en Estocolmo ayuda por medio de un nuevo tratamiento en la red. Es el centro de medicina sexual en Huddinge que ahora busca hombres que no pueden controlar su consumo de pornografía o que están buscando constantemente nueva pareja.

El apego del sexo se llama en términos sanitarios “trastorno hiper-sexual” o problemática de dependencia sexual.

Un adicto al sexo puede ‘ponerse caliente’ sobre cosas que acompañan las normas en la sociedad. (?) Pero el adicto se desvía por no ser capaz de controlar su funcionamiento. El adicto puede por ejemplo pensar en sexo continuamente persiguiendo de manera forzada nueva pareja, se masturba constantemente y consume grandes cantidades de pornografía.

– Nos dirigimos a personas en las que el sexo se ha convertido en algo obsesivo , dice Katarina Öberg, psicóloga y sexóloga en el Centro de Andrología y Medicina Sexual del Hospital Universitario de Karolinska en Huddinge.

Katarina Öberg dice que para los hombres con hiper-sexualidad, que ella llama adicción al sexo, se ha convertido el sexo de ser gozo a un problema. El hombre no puede por ejemplo dejar de mansturbarse y de navegar por pornografía en la red, a veces noches enteras y hasta también en el trabajo.

En algunos casos buscan los mismos hombres contacto porque se dan cuenta de que tienen un problema, pero a menudo es el contorno el que ha reaccionado.

– Tanto los empleadores como la pereja tienen en general tolerancia cero contra por ejemplo la porno/navegación. Por lo tanto, puede ser un problema importante para muchos, dice Katarina Öberg.

En un principio busca el centro contacto con adictos al sexo para participar en un estudio sobre cómo aparenta ser el problema. El próximo paso será construir un tratamiento efectivo.

– Se basará en terapia cognitivo-conductual, KBT (kognitiv beteendeterapi), cuenta Katarina Öberg.

Cuando el tratamiento se haya probado se espera que se pueda colgar el programa en la red. Tratamientos similares ya existen por ejemplo para adicción al juego, depresión y transtornos de ansiedad. Katarina Öberg calcula que se necesitan cerca de 10 sesiones de tratamiento en el programa.

-Muchos opinan que es difícil hablar sobre su problemática sexual. Entonces se podrá sentir como más fácil un tratamiento en la red, dice Katarina Öberg.

A partir del domingo abrirá el centro de medicina sexual una página web para ponerse en contacto con adictos al sexo que quieran participar en el estudio. [www.dn.se/Internethjälp mot sexmissbruk]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*