Daños que no cicatrizan

pederastiaPederastas causan daños que no cicatrizan: víctimas

Las secuelas sicológicas pueden generalizarse, pero adoptarán rasgos característicos dependiendo de si el abuso provino de una figura de autoridad

Especialistas de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (Adivac) aseguran que cualquier tipo de abuso sexual puede sanar.

Las secuelas sicológicas en menores pueden generalizarse, pero adoptarán rasgos característicos dependiendo de si el abuso provino de una figura de autoridad como puede ser un padre o de un sacerdote.

Sin embargo, para Pilar, la historia es otra.

“A mí me expropiaron la esperanza y la credibilidad en el ser humano”.

Asegura que 50 años de trabajo terapéutico no han sido suficientes para borrar esa escena de abuso sexual que sufrió por parte de un diácono cuando ella tenía apenas siete años.

Cientos de libros religiosos fueron los únicos testigos de la “perversidad” de esa persona que la arrinconó entre los estantes y se masturbó en su presencia a cambio de una caja de lápices de colores. “Desde que salí de la biblioteca me sentí sucia. Sabía que había cometido un pecado y se lo dije al padre”, en confesión previa a recibir su primera comunión.

“El sacerdote —continúa— me dijo muy serio y enojado ‘¿tú qué habrás hecho?’”. Esa acusación la hizo sentir que su cuerpo era el enemigo del alma. “Hay heridas que nunca sanan”.  […] [Evangelina Hernández y Natalia Gómez /Pederastas causan daños que no cicatrizan: víctimas/www.eluniversal.com.mx]

Pederastia: el silencio agrava las secuelas

Casas especiales para curas que han pecado

Iglesia admite errores en casos de pederastia

Las secuelas del abuso sexual oprimen a víctimas

Foro ¿Ayudará de algo el apoyo psicológico a curas pederastas? 

Corroboro completamente lo de que es ‘una herida que nunca cicatriza’ ni con el paso de las décadas y lo digo con experiencia propia de los malditos curas salesianos que estaban a cargo de la Universidad Laboral de Sevilla, sobre todo de aquél que llevaba el nombre de ‘Don Lucas’.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*