Car-Puccino se alimenta con café

carpuchinoUna taza de café estimula a través de la carretera. Pero este coche requiere 300 cafés espresso por cada 10 kilómetros para mantenerse despierto.

No, no es ninguna broma. Este Volkswagen Scirocco de 1998 reconstruido – llamado el Car-pucchino – se alimenta con café. El coche está construido por un equipo del programa científico de la BBCBang Goes The Theory” y el objetivo es mostrar cómo los combustibles alternativos pueden ser utilizados.

No para que alguien piense que el café reemplazará la gasolina en nuestros coches. El consumo es de más de dos kilogramos de grano de café por cada 10 kilómetros – equivalente a 300 tazas de café espresso. El coste por cada milla (10 km) ‘aterriza’ en alrededor de 130 coronas (~ 13,4 euros).

Ahora el coche rodará todo el camino desde Londres a una exposición científica en Bang Roadshow en Manchester – una distancia de 34 millas (340 km). El equipo estima que 70 kilogramos de café irán a consumirse durante el viaje. La velocidad máxima es de cerca de 100 kilómetros por hora, pero el viaje se estima aun así que tarde diez horas.

Aproximadamente cada cincuenta kilómetros debe el vehículo tomar una pausa de café y reponerse (cargarse), y cada diez millas (100 km) tiene que parar para limpiar el sistema que rápidamentese obstruye de hollín y alquitrán.

Para ahorrar -tanto dinero como medio ambiente- utiliza el equipo café desechado de una tostadora de café. [www.dn.se/

BBC – Bang Goes the Theory – Put science to the test

this coffee burning car

www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-1255867/Cappuccino-car-runs-coffee–use-filter-lane.html

capu

¿Cómo funciona el Car-puccino?

Primero se calientan los granos de café, que tienen que estar previamente secados, hasta 700 ºC para liberar hidrógeno y monóxido de carbono (CO). Los gases calientes se enfrían con el intercooler que tiene en el techo y pasan a un cilindro en el maletero que elimina las sustancias sólidas, dejando únicamente gas.

A través de la tubería que recorre el techo y el morro llega el gas purificado del mencionado cilindro, se mezcla con el aire atmosférico y se inyecta en los cilindros del motor convencional del Scirocco. Es ingenioso, pero muy poco práctico. Consume 20,71 kg de café cada 100 km.

O lo que es lo mismo, se bebe 1.160 cafés expresso cada 100 km, es todo un adicto a la cafeína. Su velocidad máxima es de 96 km/h, debido al pobre rendimiento que ofrece el café gasificado. Además, cada cierto tiempo es necesario preparar más gas de café, y eso implica tiempo, debe detenerse para hacerlo.

En otras palabras, necesitará 10 horas, es decir, una velocidad media de 38 km/h, casi mejorable por un caballo de los que relinchan. Según los precios de Reino Unido, este Scirocco sale 25-50 veces más caro por kilómetro que una versión de gasolina (depende de la marca de café). […]  [www.motorpasion.com/hibridosalternativos/car-puccino-un-volkswagen-scirocco-que-gasta-cafe]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*