Argentina se queda sin gasolina

singasolina

Esta semana comenzaría la importación de combustible

Las estaciones de servicio no dan abasto los fines de semana, cuando aumenta el consumo.

La presidenta Cristina Fernández ahora se enfrenta a que Argentina se quede sin reservas de combustible.

Desde hace dos fines de semana la situación en las estaciones de servicio de distintas ciudades en Argentina es irregular. La gasolina escasea y las filas de autos se hacen más largas en cuanto se acerca el domingo, día de mayor consumo de combustible. En alta mar dos barcos cargados con cerca de 50 millones de litros de gasolina surcan el océano Atlántico y llegarán en el transcurso de la semana a costas australes, a pedido de la principal petrolera del país, la ex empresa estatal YPF.Por primera vez en treinta años Argentina se ve obligada a importar combustible, y aunque las autoridades dicen que se trata de una situación pasajera, expertos en el tema energético temen que el país esté comenzando una etapa de desabastecimiento y que las reservas de petróleo y gas no sean suficientes para la demanda interna. Voceros de YPF argumentaron inicialmente que la falta de abastecimiento del mercado local se debía a una baja en la producción de la competencia. Desde el gobierno, varias voces hicieron eco del anuncio, entre ellas la de Julio de Vido, el ministro de Planificación Federal, quien además de acusar a Shell, Esso y Petrobrás, ordenó inspeccionar las estaciones y las refinerías para constatar la provisión y su capacidad de producción.bloqueo En la Presidencia se plantea otra razón: Argentina se queda sin reservas. La producción cayó entre 8 y 10% anual en el último lustro, la materia prima ya no se consigue tan fácil y hay que buscarla mar adentro a un costo mucho más elevado. Es por ello que el precio del combustible ha hecho mella en los bolsillos del consumidor regular. En los dos años anteriores la gasolina subió un 40% y en lo corrido de 2010 ya registró tres aumentos de precio. Durante los últimos 30 días el alza ha sido de 14%. Las cifras oficiales registran que en 1999 había 25% más de petróleo y casi un 100% más de gas en reserva que hoy. Una proyección muestra que las reservas actuales de petróleo y gas se agotarían en 2019 y 2017. Para Nicolás Gadano, autor del libro Historia del petróleo en la Argentina, la única manera de incrementar las reservas es por medio de inversiones de riesgo, sea para explorar nuevos campos o para ampliar las reservas de los que ya están en producción.

Asesores cercanos al gobierno admiten que esa fue una de las razones que llevó al país a reclamar por la exploración de petróleo por parte de empresas de Gran Bretaña en las costas de las islas Malvinas. “Argentina quiere participar de ese gran negocio, más aún cuando sus opciones en tierras continentales son pocas”, sostiene el analista Fabián Calle.

Durante los próximos días un par de potenciales huelgas amenazan con aguar aún más el panorama. [www.elespectador.com/Argentina se queda sin gasolina]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*