Además de infieles, ¿burros?

otrohgenUn estudio ingles, liderado por el psicólogo evolucionista Satoshi Kanazawa, concluyó, sin recato alguno, que los hombres infieles son brutos.

Al parecer, los señores que les adornan las frentes a sus esposas y novias tienen un coeficiente intelectual bajo, mientras que los que se portan como un monje cartujo de la cintura para abajo, superan los 106 de IQ. ¿Qué tal?
Lo curioso es que esta relación inversa entre la materia gris y los polvos aventurados hace referencia sólo a los hombres y no a las mujeres, como si la inteligencia le pusiera un freno al pene y la sangre se les fuera sólo al cerebro.
Confieso que los resultados me sorprenden, porque siempre pensé que los imbéciles eran sólo los infieles que se dejaban atrapar.
Es más, creía que para saltar de cama en cama con tranquilidad se requería de una alta dosis de sagacidad, condición que, en mayor o menor grado, está emparentada con la inteligencia.
Ahora, si desde los estudios clásicos del biólogo Alfred Kinsey se determinó que al menos la mitad de los señores hacen la caridad de no negarle una acostada a quien la solicite, la pregunta que surge es si esa condición fecundadora del varón está representada en los brutos infieles que, según Kinsey, serían la cuarta parte de la humanidad.
Por si fuera poco, Kanazawa asegura que las mujeres están completamente excluidas de sus conclusiones, ya que, a decir de este científico, ellas siempre han sido “relativamente más fieles”.
Permítanme que me ría. ¿Con quién se imagina que se acuestan los hombres infieles de su estudio?
¿Con venusinas? Pues sépanlo: lo hacen con mujeres de carne y hueso.
[…] [www.eltiempo.com/vidadehoy/salud/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-7354088.html]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*