El basurero como sustento

pobreza2

El basurero como sustento

El hambre y la miseria mueven a decenas de familias al vertedero, con la esperanza de recolectar hierro y aluminio para vender

¿Comida podrida, excremento? Ningún campesino se detiene a investigar que es lo que salpica sus rostros. El hambre es tal que en los campos agrícolas de San Quintín, la cosecha de basura ha suplido al campo.

A sus nueve años Mercedes Cruz es la más ágil separando pañales podridos, vidrio y animales muertos. Sus manitas antes veloces desprendiendo tomates ahora rasgan bolsas, rompen artefactos, todo, para encontrar el pedazo de fierro o una lata de aluminio que le darán de comer por ese día.

“Pizcaba ‘tomati’… Me gustaba arrancarlos, es facilito, así no mas y se caían… Orita no hay y por eso dice mi ama que andamos acá”, platica nerviosa sin levantar la cara. Un “clic” de la cámara y corre avergonzada junto a su mamá.

Lo otros niños también se sorprenden. Entre la basura del pueblo de San Quintín, a 200 millas de San Diego hay aproximadamente 20 niños y más de un centenar de adultos.

La crisis económica que afecta a Estados Unidos, agudizada por el retorno de los migrantes que fueron deportados en redadas masivas y la sequía, dieron el tiro de gracia a los trabajos y a la pobreza en la que viven los campesinos mexicanos de esa región. […][Claudia Núñez/http://www.laopinion.com]

Campos repletos de mano de obra infantilLas heridas de un sueño truncadoPesar en El PapaloteSan Quintín, Baja CaliforniaSan Quintín, BC Mexiko

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*